Nota de EU89.7
Vicepresidente urge investigar uso de la Policía y quema del Congreso

El vicepresidente es el primer funcionario del Organismo Ejecutivo en pronunciarse sobre lo ocurrido ayer durante la manifestación ciudadana.

El vicepresidente Guillermo Castillo urgió al Ministerio Público (MP) investigar las acciones ocurridas ayer en la zona 1 capitalina.

Para Castillo “son claros los hechos vandálicos y también el uso excesivo de la fuerza policial”, ya que “generan dudas la quema del Congreso y lo sucedido a su alrededor”.

El vicemandatario aseguró reconocer que hubo una manifestación pacífica que tuvo lugar en la Plaza de la Constitución. Esta fue disuelta por las bombas lacrimógenas que lanzó la Policía Nacional Civil (PNC).

Lo que ocurrió durante la manifestación

El sábado 21 de noviembre se realizaron manifestaciones en la ciudad y en la provincia.

Las protestas fueron convocadas después de que el Congreso aprobó el presupuesto 2021, el cual tiene varias irregularidades. Y, luego de que Castillo le propusiera a su compañero, Alejandro Giammattei, renunciar a sus cargos.

En la ciudad, el grupo más grande de personas se concentró en la Plaza de la Constitución. Desde ese lugar se lanzaron mensajes en contra de la clase política guatemalteca.

Otro grupo se concentró afuera del Congreso. Ese edificio fue incendiado y la Policía no hizo nada para detenerlo. Por eso, hubo quienes ingresaron a sus instalaciones y destruyeron equipo mobiliario, así como algunos documentos.

Tras lo ocurrido, la PNC reprimió a las personas manifestantes. En la Plaza de la Constitución hubo niñas y niños, así como adultos afectados por el gas lacrimógeno, un tipo de arma química.

Los actos violentos de la Policía se extendieron hasta la noche.

El ministro de Gobernación, Gendry Reyes, calificó los actos de la población como “terroristas”. El recién nombrado en el cargo, evitó pronunciarse sobre el excesivo uso de la fuerza policial.

Por todo lo ocurrido, 39 personas fueron detenidas y llevadas a la Torre de Tribunales. Varias han denunciado haber sido víctimas de la violencia por parte de la Policía.