Viceministro sobre hospitales: “Puede ser que el sistema se desborde”

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Viceministro sobre situación en hospitales: “Puede ser que el sistema se desborde”

El doctor Francisco Coma instó a la población a mantener las medidas de prevención ante la presencia de una tercera ola de contagios prolongada o la llegada de una cuarta ola.

cama de hospital durante pandemia del Covid-19

El viceministro de Salud, Francisco Coma, expuso que Guatemala enfrenta un escenario complicado en el que existe la posibilidad de que el sistema hospitalario se desborde por el aumento de casos de Covid-19.

Explicó que la ocupación general de toda la red hospitalaria es superior al 80%, mientras que en camas para pacientes gravemente enfermos está por arriba del 85%.

En entrevista durante el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, el médico expuso que se están viviendo momentos similares a los meses de junio y julio de 2020, que fueron los peores en cuanto al impacto de la pandemia.

La similitud se observa sobre todo porque el porcentaje de contagios que se tiene supera el 20% de positividad, agregó.

“Esto preocupa, porque significa la posibilidad de que haya un crecimiento enorme en el número de casos activos que actualmente estamos viendo”, enfatizó Coma.

“Estamos apelando a que la población se cuide, no sabemos si es la tercera ola prolongada o una cuarta ola. Si es la cuarta, esta tiene ciertas particularidades como la rapidez de contagio y la rapidez en que la persona se agrava”, dijo.

Más pacientes graves

El viceministro mencionó que desgraciadamente se ha visto el crecimiento en el número de casos de una forma muy importante.

Y reveló un factor que resalta en la actualidad y es que muchos de los casos llegan gravemente enfermos.

“Estamos notando que aquellos pacientes que antes podían entrar en condiciones moderadas, ya están llegando en condiciones graves”, dijo.

Son pacientes que antes podían estar entre 8 y 10 días para pasar a estar graves, pero ahora alcanzan ese estado en los primeros tres a cinco días de presentar síntomas.

Esto impacta no solo en el número de camas, sino la capacidad de recurso humano que cada vez está más agotado.

A ello se suma el tema de medicamentos, pues la velocidad de las compras y la disponibilidad a nivel mundial van más lento que la necesidad que se tiene en los hospitales.

Aunque está la opción de aplicar compras directas, tampoco serían suficientes. Por ejemplo, una adquisición que antes permitía abastecer medicamentos para 10 días, ahora se consume en entre dos y tres días por el aumento del volumen de casos.

Esto ha llevado a que exista desabastecimiento en el rubro de los sedantes, los cuales sirven para pacientes que serán sometidos a ventilación.

“Es una situación muy complicada, pues se deben aplicar protocolos alternativos, desarrollados por médicos anestesiólogos y anestesistas”, resaltó Coma.

Y agregó que se hacen los esfuerzos para que se agilicen los procedimientos de compra, pero si el nivel de consumo sigue así no hay forma real de poder contener este tema.

Ocupación en hospitales

El viceministro Coma detalló que hay hospitales prácticamente con niveles del 100% de ocupación en terapia intensiva.

Entre estos mencionó el temporal del Parque de la Industria, Roosevelt, San Juan de Dios y el especializado de Villa Nueva.

También se ve este fenómeno en varios departamentos. En Quetzaltenango, el hospital regional está en un 60% de ocupación, pero el temporal está en 89%.

En Huehuetenango, la capacidad disponible de camas para pacientes de Covid-19 gravemente enfermos está superada por mucho a la que se tenía originalmente contemplada, por eso se abrieron más espacios para requieren oxígeno.

Además de los pacientes con Covid-19, los esfuerzos del personal de salud se enfocan en atender a personas con otras morbilidades y víctimas de hechos de violencia o accidentes de tránsito.

La Emergencia del San Juan ayer estaba en 140% de ocupación, y el Roosevelt, solo en el área para pacientes politraumatisados, tenía más de 60 pacientes, compartió el médico.

“Estamos conviviendo con dos situaciones, una es la pandemia y otra este tipo de pacientes que antes no se veía con esta frecuencia porque se tenían restricciones, esto complejiza más el manejo del sistema”, manifestó.

Por ello, desde la semana pasada se trabaja en un nuevo proceso de ampliación del número de camas, para tratar de fortalecer el tema de la respuesta por la ocupación.

Sin embargo, Coma expuso que por muy buena voluntad y capacidad de respuesta que tenga el personal, llega el momento en que puede ser que el sistema se desborde.

Publicidad