Radio en línea

EN VIVO

Farándula

Actor de Riverdale mata a su mamá y lo condenan a cadena perpetua

Ryan Grantham se declaró culpable del asesinato en segundo grado y fue condenado por la Corte Suprema de Columbia Británica.

Justo dos años después de cometer el crimen, uno de los actores de la serie Riverdale se declaró culpable de asesinato en segundo grado en contra de su mamá, Bárbara Waite.

Fue el 31 de marzo cuando Ryan Grantham le disparó en la cabeza a su progenitora, de 64 años, mientras ella tocaba el piano en su casa de Squamish. La única condena que contempla la ley canadiense por este crimen, es la cadena perpetua, pero la gran incógnita era cuánto tiempo tendría que pasar tras las rejas antes de poder solicitar la libertad condicional.

El juicio para decidirlo comenzó en junio pasado en el Tribunal Supremo de la Columbia Británica e inicialmente la defensa había solicitado un periodo de 12 años, pero la fiscalía sugería 18. Finalmente, el juez fijó la fecha en 14 años. Él se enteró de su destino en la Corte Suprema de Columbia Británica en Vancouver este jueves. Al pronunciar la sentencia, la jueza Kathleen Ker describió el caso como trágico y desgarrador.

Los fiscales dijeron durante el juicio que después de que disparara a su mamá, el 31 de marzo de 2020, él grabó un video con una cámara GoPro, en el que confesó el asesinato y mostró el cuerpo sin vida de Waite.

-->

“Le disparé en la nuca. Momentos después, ella habría sabido que era yo”, dijo Grantham en la grabación. Después, el actor compró cerveza y marihuana, experimentó con cócteles Molotov y vio Netflix, antes de cubrir el cuerpo de Waite con una sábana y acostarse, según su declaración a la policía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Notícia cine (@noticia_cine)

¿Qué hizo Ryan Grantham después?

El protagonista de Riverdale, que originalmente fue acusado de asesinato en primer grado, ha pasado bajo custodia los últimos dos años y medio participando en un programa de salud mental, y ahora se prepara para su traslado a un centro penitenciario permanente.

Se reveló que después del crimen contra su mamá, la intención del actor era atentar contra la vida del primer ministro canadiense Justin Trudeau, y consiguió tres pistolas, balas, 12 cócteles molotov, material de campamento y un mapa impreso de Google con indicaciones para llegar hasta Rideau Cottage, la actual residencia de la familia Trudeau en Ottawa.

Un día después de asesinar a su mamá, mientras el cuerpo sin vida de la mujer seguía tirado en el suelo de la casa donde lo encontró su otra hija, Grantham se subió a su coche y empezó a manejar pero cambió de opinión a medio camino y puso rumbo a la universidad Simon Fraser, donde él mismo había estudiado, con la intención de llevar a cabo una masacre, según escribió en su diario.

Al final, se entregó a la policía esa misma noche antes de cometer alguno de esos crímenes. En su testimonio ante el juez, Ryan expresó su remordimiento por la muerte de su mamá asegurando que era una persona “cariñosa y compasiva” que no merecía lo que le sucedió, y aseguró que no podía “explicar ni justificar” sus acciones.

Publicidad