Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

ONU critica intentos para socavar resultados de elecciones en Guatemala

El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, que debe asumir el poder el 14 de enero, se enfrentó a una ofensiva judicial desde su victoria en la segunda vuelta de las elecciones en agosto.

Volker Türk, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos
Foto: Volker Türk

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, criticó este sábado los intentos “persistentes y sistemáticos” de socavar el resultado de las elecciones presidenciales en Guatemala y pidió respetar la voluntad de los votantes.

El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, que debe asumir el poder el 14 de enero, se enfrentó a una ofensiva judicial desde su victoria en la segunda vuelta de las elecciones en agosto, incluidos intentos de suspender su partido, el Movimiento Semilla, y de impedir que asuma el poder.

El viernes, la fiscal Leonor Morales aseguró que las elecciones son “nulas” por supuestas irregularidades administrativas en la primera vuelta en junio, una nueva arremetida que Arévalo calificó de “golpe al corazón de la democracia” guatemalteca.

ONU expresa alarma por crisis en Guatemala

El Alto Comisionado expresó el sábado su alarma por “los intentos persistentes y sistemáticos de la Fiscalía General de Guatemala de socavar los resultados de las elecciones generales, haciendo caso omiso de la voluntad de los votantes”.

“Los anuncios del viernes, que buscan anular el resultado de las elecciones generales y cuestionar la constitución y existencia del partido Movimiento Semilla, son extremadamente preocupantes”, aseguró en un comunicado.

“Pido una vez más a las autoridades competentes, incluido el actual presidente, así como al poder judicial, que tomen medidas para preservar el Estado de derecho y garantizar el respeto del resultado electoral y, por tanto, de la voluntad de la mayoría del pueblo guatemalteco”, afirmó Türk.

Türk enfatizó que el acoso judicial y la intimidación contra funcionarios electorales y políticos electos son inaceptables.

Publicidad