Nota de EU89.7
CIDH otorga medida cautelar a los desplazados de Laguna Larga

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó hoy una medida cautelar de protección a los 450 guatemaltecos de la comunidad Laguna Larga, en Petén, desplazados a un municipio fronterizo mexicano. “Se encuentran en una situación de gravedad y urgencia toda vez que están expuestos a una serie de diversos factores de riesgo que incluyen …

Continuar leyendo “CIDH otorga medida cautelar a los desplazados de Laguna Larga”

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó hoy una medida cautelar de protección a los 450 guatemaltecos de la comunidad Laguna Larga, en Petén, desplazados a un municipio fronterizo mexicano.

“Se encuentran en una situación de gravedad y urgencia toda vez que están expuestos a una serie de diversos factores de riesgo que incluyen la falta de agua potable, energía, y servicios básicos, lo que ha repercutido en condiciones altamente insalubres y carentes de adecuada higiene”, denunció hoy la CIDH.

Urgen medidas a Guatemala

Por ello, la Comisión, órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) con sede en Washington, urge a Guatemala medidas para mejorar sus condiciones sanitarias, el acceso a una correcta alimentación y el agua potable.

“Especialmente, se solicitó adoptar medidas de carácter inmediato para la protección de la vida e integridad de niños y niñas que padecen desnutrición, y con la finalidad de prevenir casos futuros”, indica.

Los desplazados son unas 111 familias de la Comunidad Laguna Larga, del municipio de San Andrés, departamento de Petén, pertenecientes a los pueblos indígenas maya Q’eqchi, Chuj, así como campesinos y población mestiza.

Forzados a desplazarse

Según la CIDH, “habrían sido forzados a desplazarse desde su comunidad hacia la comunidad de El Desengaño, perteneciente al municipio de Candelaria, estado de Campeche, México, y se encontrarían viviendo a la intemperie en carpas de acampar y ‘champas’ en una zona rural en la franja fronteriza entre Guatemala y México”.

La CIDH tomó la decisión de otorgar medidas de protección a esta población desplazada “tras valorar la información aportada por el Estado guatemalteco y los solicitantes, así como las constataciones hechas en su visita ‘in loco’ a Guatemala del 31 de julio al 4 de agosto”.

El organismo ha recibido información de “el área en donde se encuentra la comunidad sería considerada como área endémica y habrían 36 niños con grados de desnutrición”, además de que 8 mujeres tienen embarazos de riesgo.

Asimismo, la Comisión tuvo noticia de “denuncias de amenazas e intimidación por los efectivos del Ejército de Guatemala que resguardan su antigua comunidad”.

Garantizar acceso seguro

La medida cautelar pide por tanto “garantizar el acceso seguro a la zona donde antes habitaban para la recolección de bienes, enseres y cosechas requeridos para la subsistencia de la población”.

Entre las peticiones al Gobierno de Guatemala también está el garantizar un alojamiento seguro a estas personas y dotarles de vestimenta, educación, cuidados médicos y atención social.

Otra demanda es proteger a los desplazados “frente a posibles actos de violencia por parte de terceros o de agentes del Estado”.

“La medida cautelar requirió que el Estado adopte las medidas necesarias para continuar con los diálogos y consultas correspondientes con las personas desalojadas, para alcanzar una solución duradera para la situación de las personas desalojadas y desplazadas, y que concierte las medidas a adoptarse con los beneficiarios y sus representantes”, concluye.

La CIDH pide al Estado información sobre el cumplimiento de la medida cautelar.

Con información de Agencia EFE