Nota de EU89.7
Recuperación de menor mordido por serpiente llevará semanas

En lo que va del 2019 este es el primer caso de un menor mordido por una serpiente.

Christopher Castillo, el niño de 11 años que fue mordido en la mano derecha por una serpiente barba amarilla en Zacapa, seguirá internado en el Hospital Roosevelt, informó el pediatra Ricardo Menéndez.

La madre del pequeño, Miriam Torres, explicó que el incidente ocurrió cuando se encontraban cortando matas de frijol en un terreno de su propiedad, en la aldea Germania, en Gualán, Zacapa.

Agregó que en el lugar abunda ese tipo de serpientes por el clima caluroso. Según Torres ella y su familia residen en La Unión, Zacapa, y que el menor estudia en 4to. grado de Primaria.

El niño está consciente

Por su parte el jefe del área de Pediatría del Hospital Roosevelt,  Ricardo Menéndez, indicó que “el niño está consciente”.

“Se encuentra en el área de intensivos intermedios”, especificó. Agregó que les preocupa la condición de los dedos pulgar e índice de su mano derecha; sin embargo, dijo que es prematuro adelantar cuál será el diagnóstico.

Según Menéndez, ya aplicaron el protocolo para que la madre y el niño tengan el resguardo del Estado. Concluyó en que la recuperación del niño puede llevar varias semanas.

En lo que va del 2019 este es el primer caso de un menor mordido por una serpiente; en el 2018 se registraron seis casos de esa naturaleza.

Recomendaciones ante una mordida de serpiente

Si usted vive o viaja a una región tropical donde hay serpientes, algunas de ellas venenosas, debe tener en mente una serie de recomendaciones para prevenir las mordeduras o tratarlas.

“La regla casi universal es que si una serpiente ve llegar a una persona huye”, recuerda Julien Potet, encargado de enfermedades tropicales desatendidas en la oenegé Médicos Sin Fronteras (MSF).

En general, la serpiente muerde cuando se siente amenazada o en caso de accidente, por ejemplo cuando alguien la pisa.

Clare Taylor, directora de operaciones de Bio-Ken, laboratorio keniano especializado en las serpientes venenosas, recuerda que el antídoto debe administrarse mediante perfusión y desaconseja autoinyectárselo.

Un antídoto puede provocar un shock anafiláctico y, antes de una inyección, es preferible estar en una estructura sanitaria que disponga de adrenalina y de oxígeno, asegura.

Escuche el reporte de Lester Ramírez ▼