Nota de EU89.7
En Guatemala no hay partidos políticos fortalecidos dicen analistas

La ley debe fortalecer partidos para que haya primarias en donde participe la gente. Habría menos, pero serían más fuertes.

Guatemala está viviendo un proceso electoral convulso, derivado de la inestabilidad en la campaña y la judicialización de que ha sido objeto la política. Los guatemaltecos deben elegir el 16 de junio a un presidente, un vicepresidente, 160 diputados al Congreso de la República, 20 para el Parlamento Centroamericano (Parlacén) y 340 corporaciones ediles.

Sin embargo, por de pronto no hay certeza de la participación política de algunos candidatos.

Sobresalen los de la candidata presidencial de Semilla, Thelma Aldana; hay un ambiente nebuloso respecto de las campaña proselitistas de las candidatas del partido Valor, Zury Ríos, y de la de Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), que tienen procedimientos legales que resolver.

En adición, la sociedad mantiene su mirada en el Congreso, donde los diputados lejos de convertirse en baluartes de la democracia y el fortalecimiento institucional, se manifiestan en pro de sus intereses personales y ahora ocupan su tiempo más en la campaña electoral de sus partidos, que atender los intereses y necesidades de los guatemaltecos.

  • ¿Cómo entender este panorama convulso que se viven época electoral?

  • ¿Cuál debería ser el papel de los diputados como representantes del pueblo en estas condiciones? ¿Deberían quitarse el traje de políticos proselitistas?

  • ¿Cuál es el mayor reto que se enfrenta en Guatemala ante una inestabilidad en la campaña?

Para aclarar estas duras, el programa A Primera Hora invitó a Juan Carlos Paiz, excomisionado presidencial para la Competitividad y la Inversión en Guatemala y presidente de Fundesa, y a Arabella Castro, exministra de Educación, expresidenta del Congreso y exregistradora de la Propiedad.

Ambos coinciden en que hay un debilitamiento institucional en los partidos políticos y el riesgo de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) pierda credibilidad en este proceso.

Juan Carlos Paiz 

Hay una campaña invisibilizada gracias a los cambios a la Ley Electoral yde Partidos Políticos, ¿podría haber cambios en la norma?

Está complicado cambiarla. Estamos sufriendo ahora por cambiar leyes tan rápido sin que se documente nada, para que no pasen estas cosas. Por aparte está la capacidad de la gente para entender qué es lo que está pasando. Son demasiadas opciones electorales lasque tenemos, pero hay buenas opciones.

Tal vez hay demasiadas opciones, lo cual es una queja de la población, pero cada uno puede encontrar algo que le guste de esos candidatos. Hay que entender que esta vez el voto no va a ser rural. Será un voto urbano, no va a ser un voto tonto.

Hay candidatos que no quieren dar la cara

Yo traté de buscar los planes de gobierno de los partidos, pero es difícil encontrarlos. Creo que tienen alguna estrategia de caminar. Algunos no quieren ser presidente, sino lograr diputados.

Aparte, no hay un buena filtro de candidatos en los partidos de para lograr un buen voto. Además, sus propuestas no son tan profundas y se pierden en este mar de publicidad y poco mensaje.

Yo todavía no creo que la UNE sea un partido como tal. Es un rezago de haber puesto diputados o funcionarios en alguna parte. Hay un cacique ahí.

¿Dónde ver los planes de los candidatos a la presidencia?

Yo traté de buscarlos… hay bastante partidos que no tienen sus planes en internet. De la UNE no encontré, por ejemplo. En general, hay mucho esfuerzo por el tema de infraestructura. Sin embargo, en el Congreso no entiende que más del 80 por ciento de la pobreza es por falta de infraestructural

La ley infraestructura, por ejemplo, no siguió su camino por algunos intereses en el Congreso. La ley de alianzas pública privada, la concesión de los trabajos de la ruta Palin – Puerto Quetzal…

Arabella Castro

Dentro de esta convulsión no sabemos todavía quienes son los candidatos. Lo que hay que pedirle a la población es que no lo vea como una carrera de caballos. Creo que tenemos una oportunidad, porque los medios están trasladando con profundidad la visión de los candidatos.

Creo que hay por lo menos cuatro candidatos buenos. Veámoslos con seriedad. Hay gente con un pasado limpio. En la primera vuelta votemos por quienes creamos que vale la pena. En la segunda ya será entre dos.

Ahora escuchemos el pasado de los candidatos. Hay gente condenada compitiendo para alcaldes y diputados… y en el caso de esa gente, el mejor comportamiento que pudieran tener de los guatemaltecos es no votando por ellos. Sería una vergüenza que tengan los votos de gente guatemalteca.

Hay candidatos que inventan

Lo primero que tenemos que señalar es que la Ley Electoral y de Partidos Políticos hay que rehacerla. Cualquier diría que hay dos temas que debería tener la ley electoral: Uno: el fortalecimiento de los partidos políticos y dos: mantener el prestigio del TSE.

Ninguna de esas dos cosas logra la ley. Ahora en el TSE son compradores de medios, vigilan vayas, hacen de todo, menos que las elecciones sean libres.

¿Cómo filtrar a los candidatos en los partidos?

No hay partidos políticos. El único partido que hay y por eso vemos el poder que tiene en el poder judicial, en el Congreso y en algunos medios de comunicación es la UNE. Es el único partido que tenemos desde el periodo anterior.

La ley debe fortalecer partidos para que haya primarias en donde participe la gente. Habría menos partidos, pero serían más fuertes. Pero eso no se discutió.

Lo que se hizo en las reformas fue agregarle requisitos formales a los partidos. Y en lugar de que se formaran con 40 gentes, ahora son 60… No hay partidos políticos.

¿Y los caciques?

Hay una visión equivocada… se piensa que el cacique es el de arriba. Los caciques son los distritales. Ellos tienen el olfato para mantenerse en el partido. Ellos utilizan a los grandes. Si no les sirven, los echan. Si no fortalecemos eso desde la ciudadanía, esto va a seguir sucediendo.

Con eso corremos el riesgo de la partida de prestigio del TSE que es la poca institución que tenemos con respeto, aún. Los magistrados aceptaron unas cargas de la ley electoral, pero tienen pocas manos, pocos brazos, pocos pies para ejecutarla. Ellos pudieron tener más presencia en el Congreso.

Pero los tiene poniendo los frijoles, echando la sal… están metiendo manos en el proceso, que gracias a Dios está en manos de los ciudadanos.

¿Hay alguna esperanza en el Congreso actual?

Los diputados tienen otros intereses. Ellos están metidos en temas de justicia, en la ley de reconciliación, en temas donde tienen intereses personales. Además, creo que estos grupos de poder, el poder obscuro, están alineados en función de cuidar al Presidente, no porque sea importante en su esquema político.

La elección del Contralor era un botín que tenían que ganar, y lo ganaron. Además, mientras más vueltas le doy, de porqué poner la plancha para sacar a Cicig antes de tiempo, menos puedo explicármelo. ¿Por qué el interés de está afrenta? Uno tiene que ver arriba, no el relajo que hay abajo.

El poder de elegir las cortes

Las cortes serán electas por este Congreso. Las cortes tienen que ganarlas las mafias si quieren tener una esperanza de salir libre. Como la UNE, para poder tener a Sandra Torres vigente, digámoslo con letras.

No van a tener a un Iván Velásquez pegado en el cuello diciendo que este candidato es corrupto, que no llena los requisitos. Ahí se alinearon.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼