Nota de EU89.7

Facebook ya ha advertido anteriormente a policías locales y agencias federales que no pueden llevar a cabo estos engaños.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) creó perfiles falsos en la red social Facebook dentro de una trampa para capturar a migrantes que llegaron a Estados Unidos engañados, creyendo que contaban con una  visa legal.

El Departamento de Seguridad Nacional se inventó una universidad falsa, que no tenía ni clases ni profesores, sólo una plantilla de agentes encubiertos de ICE dispuestos a atrapar a migrantes indocumentados.

Se creó una página de Internet para esta supuesta Universidad de Farmington, en la que se podía ver a estudiantes en el supuesto campus; el Gobierno incluyó a este centro entre aquellos con permiso para captar a alumnos en el extranjero; e incluso el supuesto director envió correos electrónicos defendiendo el prestigio de su institución, según informa el diario The Guardian.

Documentos judiciales

Sin embargo, todo era un truco y una trampa: según los documentos judiciales a los que tuvo acceso este diario en enero, ICE mantiene que los más de 600 estudiantes enrolados en la universidad sabían que así obtendrían un visado de estudiante para venir a EEUU sin tener que ir a clase o estudiar para los exámenes.

“Estos estudiantes trataban de mejorar sus vidas, no son criminales personas que están aquí tratando de vivir del sistema”, ha defendido sin embargo el profesor universitario Amer Zahr, que defiende a una de las estudiantes arrestadas.

ICE ya empleó esta táctica en 2016, creando la University of Northern New Jersey para arrestar a una veintena de intermediarios que reclutaban alumnos; entonces también señaló que los más de mil estudiantes que se apuntaron sabían que era un fraude para conseguir un visado sin atender a clase.

Le puede interesar ► Donald Trump planteó enviar inmigrantes ilegales a ciudades santuario 

En esta ocasión, ICE ha llegado hasta el punto de crear perfiles falsos en Facebook para mantener su trampa, lo que según el diario The Guardian contraviene los principios internos de la red social.

Los agentes utilizaron esos perfiles para dar verosimilitud a los empleados de la supuesta universidad, e incluso para comunicarse con alumnos o interesados, según el diario, mintiendo sobre su identidad y usando fotos falsas.

Facebook ya ha advertido anteriormente a policías locales y agencias federales que no pueden llevar a cabo estos engaños ni aunque sea para defender la ley.