Nota de EU89.7
Sentenciada a cadena perpetua a madre que mató de hambre a su hijo
Condenan a cadena perpetua a madre que mató de hambre a su hijo

La madre fue condenada a cadena perpetua y sin posibilidad de libertad condicional. Foto con fines ilustrativos

Fue sentenciada a cadena perpetua, una mujer del estado de Arizona en Estados Unidos, que según las autoridades dejó que muriera de hambre su hijo de tres años.


Luego de la muerte del menor fue abandonado en el interior de una caja de juguetes.

La madre fue condenada a cadena perpetua y sin posibilidad de libertad condicional, la sentencia fue emitida el lunes 22 de julio de 2019.

Proceso judicial 

La condena se da luego de que en mayo de este año, un jurado del condado de Pima encontró a Raquel Barreras culpable de asesinato en primer grado, además de cuatro cargos de abuso infantil.

Investigación 

Según la fiscalía, la mujer y su esposo, Matín Barreras, dejaron morir de hambre a su hijo y lo escondieron en una caja y lo dejaron en la casa que alquilaban y de la se mudaron poco después de la muerte.

El cadáver del menor, Román Barreras, con visibles muestras de pérdida de peso, fue descubierto en 2014 por el dueño de la casa después que la familia se trasladara a Tucson (Arizona).

La madre del menor se había declarado culpable de varios cargos, recibió la sentencia y 24 años de prisión por un cargo de abuso infantil. Que involucra circunstancias de muerte por lesión física, otros dos años por esconder el cuero y cuatro años más por cada tres cargos adicionales de abuso infantil.

Le puede interesar: En Estados Unidos condenan a cadena perpetua al narcotraficante Waldemar Lorenzana Cordón

Hipótesis de la fiscalía

Durante la realización del juicio, la fiscalía enftizó que Barreras supuestamente mató de hambre al menor, no permitía que nadie pudiera jugar, hablar o alimentar al niño.

La fiscalía también fundamentó que la mujer fue la “arquitecta” de la cámara de tortura del menor, acciones que ocasionaron su muerte.

Acciones de la defensa 

La defensa desmintió y acusó a la Fiscalía de encontrar un blanco fácil para una madre adicta a las drogas que vive en la pobreza.

El abogado defensor aseguró que sí alimentó a su hijo y que él podría haber tenido cáncer en el momento de estas acusaciones, lo que llevó a su pérdida de peso.

El otro implicado

Martin Barreras, padre del menor fallecido, está programado para ir a juicio en agosto por asesinato en primer grado.

La cadena perpetua a padres por maltrato a sus hijos no es nueva Estados Unidos.

En abril una corte de California condenó a prisión de por vida a los Turpin, un matrimonio que por años torturó a 12 de sus 13 hijos en la ya conocida “casa del horror”.

Con información de la agencia de noticias: EFE

Foto con fines ilustrativos