Radio en línea

EN VIVO

Internacional

"¡Mañana te voy a buscar! ¡Espérame!", dice Janja, la novia de Lula da Silva

Según allegados citados por la prensa, Janja habría conocido a Lula durante su presidencia (2003-2010) en Itaipú, donde ella trabajaba.

Brazilian ex-president (2003-2011) Luiz Inacio Lula da Silva gestures as he reads after attending a Catholic Mass in memory of his late wife Marisa Leticia, at the metalworkers' union building in Sao Bernardo do Campo, in metropolitan Sao Paulo, Brazil, on April 7, 2018. Brazil's election frontrunner and controversial leftist icon said Saturday that he will comply with an arrest warrant to start a 12-year sentence for corruption. "I will comply with their warrant," he told a crowd of supporters. / AFP PHOTO / Miguel SCHINCARIOL

¡Mañana te voy a buscar! ¡Espérame!”, escribió poco antes de la medianoche del jueves en su cuenta de Twitter Rosángela da Silva, novia del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien podría salir en breve de la cárcel de Curitiba gracias a una decisión judicial.
La socióloga, conocida como “Janja”, agregó tres ‘hashtags’ a su mensaje de su cuenta @JanjaLula: #nuestroamorsiemprevencerá, #elamornosaproxima y #teamosiempre.
Rosángela da Silva, de unos 40 años, vive en la misma ciudad, capital del estado de Paraná. Según allegados citados por la prensa, habría conocido a Lula durante su presidencia (2003-2010) en Itaipú, donde ella trabajaba.

Abogados pedirán liberación inmediata

Los abogados de Lula anunciaron que este viernes pedirían su “liberación inmediata”. Antes visitarán al exmandatario de izquierda, de 74 años, en la Superintendencia de la Policía Federal de la capital de Paraná, donde desde abril de 2018 purga una pena de 8 años y 10 días de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.
Lula podría ser liberado rápidamente, después que la corte suprema decidiera el jueves por la noche que las sentencias de prisión solo pueden empezar a cumplirse una vez que los acusados hayan agotado los recursos disponibles en las cuatro instancias judiciales de Brasil, y ya no después de la segunda instancia, como era hasta ahora.
En julio de este año, uno de los visitantes de Lula reveló que el expresidente, viudo desde febrero de 2017, estaba “enamorado” y que pretendía casarse apenas saliese de la cárcel.

Con información de AFP

Publicidad