Nota de EU89.7
Hay un gran reto gubernamental con el presupuesto heredado por el Congreso

Puede haber transferencias inter-ministeriales o intra-ministeriales… se pueden readecuar. Si el nuevo gobierno quiere más presupuesto tendrá que ir al Congreso.

El futuro gobierno encabezado por Alejandro Giammattei, que asume el 14 de enero del año 2020, tendrá un gran desafío para trabajar con el presupuesto del 2019.

¿Cuáles son los retos para la próxima administración? Tres invitados responden a esas inquietudes

  • Juan Carlos Paiz, excomisionado presidencial para la Competitividad y la Inversión en Guatemala y presidente de Fundesa
  • María Antonieta de Bonilla, expresidenta de la Junta Monetaria y del Banco de Guatemala, exministra de Finanzas y presidenta del Directorio de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).
  • Hugo Maúl, investigador de CIEN, economista con experiencia en macroeconomía, política fiscal, economía informal y mercado laboral, desarrollo económico

Los tres coinciden en que el hecho de que el Congreso no aprobó un nuevo presupuesto para el próximo gobierno, pone en aprietos a la nueva administración ya que tendrá que ver cómo readecúa sus gastos.

Sin embargo, hay otros temas de mayor envergadura a los que hay que poner atención. La infraestructura vial, los programas de inversión social, el fortalecimiento de la economía y garantizar la certeza jurídica para que inversionistas internacionales se asienten en Guatemala.

  • Los temas que le llaman la atención a Juan Carlos Paiz del presupuesto no aprobado

Las discusiones en el congreso de quitar fondos para ONG o tener esa pelea para que hubiera un presupuesto con casi mil millones que el Congreso se había recetado.

La gobernabilidad será importante. En el tema de infraestructura, no resolver eso, es problema; hay una ley de infraestructura vial en la que no hubo acuerdo.

Hay que asignarle presupuesto a la deuda política, no estaba asignado este año y habrá que asignarlo para el otro año.

  • ¿Cómo afectará la economía?

La economía va muy bien. El tema de construcción, este año se aprobaron entre 140 y 160 proyectos, pero más que todo en la capital. Hay ofrecimiento en energía. Pero son temas que no tienen que ver con ese presupuesto.

Uno de los problemas es que el movimiento exportador es de comotidis, que se parecen a otros productos en el mundo y que compiten en precios. Si no ha hacen las carreteras si en los puertos no pasan más rápido las mercaderías y si la gente no produce más rápido se pierde la oportunidad.

  • En la estructura de costos, tiene que haber otras soluciones de corto plazo

La agenda de construcción de infraestructura debe hacerse con una nueva ley. En los municipios, los alcaldes deben ver las comunidades como zonas metropolitanas.

  • No creo que el país esté sobre diagnosticado

Hay muchos diagnósticos pero no han profundizado en los problemas del país. Hay tres cosas las que hay que cumplir cada año:

  • Generar 120 mil empleos
  • Construir 1 mil 500 kilómetros de carreteras
  • Construir 40 mil viviendas

No es tan fácil saber que vamos a tener cuatro buenos años de Gobierno, si pensamos que solo la gobernabilidad es importante.

  • Para María Antonieta de Bonilla primeros seis meses de Giammattei serán complicados

Los primeros seis meses de Giammattei serán complicados y complejos, porque se desaprovechó, como país, una transición tan larga, en donde se pudo haber trabajado el gobierno actual y saliente en la preparación del presupuesto.

Se incluyeron renglones prioridad para el gobierno entrante. Pensamos en un presupuesto en el que se diera una buena negociación. Lamentablemente se observa que sale de la Comisión de Finanzas con algunas modificaciones y luego las enmiendas de curul, después ver un presupuesto en el que no se asigna a las prioridades, pero si para responder a otros intereses.

Puede afectar la gobernabilidad con manifestaciones que se podrían dar. El gobierno entrante tendrá que trabajar desde ya para acelerar los procesos lo más posible.

Hay compromisos de aumentos salariales, hay presiones desde el primer momento. El gasto de funcionamiento en el gobierno ha subido considerablemente.

  • Modelo exportador

Es importante que nuestro sector exportador crezca más y para ello es necesario crear las condiciones al respecto. Requiere de una infraestructura apropiada para el traslado de la mercadería, requiere logística para el movimiento de este sector, que esté en su lugar, y de la apertura de nuevos mercados. Se ha avanzado pero todavía hay mucho qué hacer.

El tipo de cambio, es un precio entre la oferta y demanda de divisas pero no es el factor más importante.

El clima de negocios debe ser fortalecido, pero debe haber inversión interna y externa, y aquí hay problema.

  • Mejorar el país no es nada de corto plazo

Será importante que los planes del nuevo gobierno vayan orientados a las prioridades del país. En la parte social y en las áreas que mejoren el crecimiento económico.

Pero hay que recuperar la confianza. Mientras continuemos sin tener una visión de mediano y largo plazo de país, no vamos a avanzar. Eso es fundamental.

Si no atendemos esos problemas de desarrollo humano no vamos a tener mejoras en el área económica.

  • El presupuesto no es todo para Hugo Maúl

Desde la perspectiva del próximo gobierno es inconveniente que haya sucedido esto. Pero no podemos pensar en que como no hay presupuesto ya hay apocalipsis. El nuevo gobierno no tiene nada que ver eso ya estaba aprobado.

Puede haber transferencias inter-ministeriales o intra-ministeriales… se pueden readecuar. Si el nuevo gobierno quiere más presupuesto tendrá que ir al Congreso. Los préstamos hay que ver cuales hay para financiar lo que hacer falta.

Más allá de una cuestión de previsibilidad y buenas formas y buen ánimo de apoyar al gobierno con una mesa más limpia no creo que haya nada nuevo. Ahora habrá que vivir más con la recaudación y eso lo va a mandar la SAT.

  • El impacto económico

Cuando se normalice el tema de construcción, el agua va a regresar a su nivel. Exportador tremendamente malo, los últimos 10 años. Luego vemos las remesas, que qué bueno que existan, pero no se ve que haya una forma de apuntalar el crecimiento a largo plazo para el elemento exportador.

Da lo mismo un presupuesto como el que venía o como el que van a operar. Cuando uno ve el instrumento de la economía es puro consumo. El Estado guatemalteco también tiene un tamaño limitado.

  • La certeza jurídica

Guatemala nunca ha sido un paraíso en términos de certeza jurídica. Ya desde antes estábamos jugando en la liga peor de las ligas del planeta. Lo que surgió en el congreso con el tema de la alianza público privado, era previsible. Eso podría producir negociaciones políticas con términos oportunistas.

Vemos las resoluciones de la CC que nos dejan en una situación muy precaria. La inversión se frena, pero el problema mayor es que los inversionistas cada vez son menos que además deben enfrentar ese tipo de riesgos.

Los mejores inversionistas no miran Guatemala. Los que vienen a Guatemala son amantes del riesgo. Entonces, las empresas con reputación internacional para invertir, tienen 80 países para hacerlo.

  • “Hay pago de impuestos”, pero…

Se ha convertido en una mala práctica poner metas de tributación muy altas para que los presupuestos se vean menos desfinanciados.

La disposición que evalúa la recaudación anualmente para medir el trabajo del Superintendente, es un circulo donde la SAT se basa en un corto plazo.

Luego, el contrabando. Es un sangrado que tienen las finanzas guatemaltecas. El IVA sobre importaciones sufre cuando hay contrabando y defraudación tributaria.

El próximo gobierno tiene que enfrentar el problema de la SAT y el fortalecimiento de las aduanas

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼