Nota de EU89.7
Neymar, Mbappé e Icardi con golazos remontaron ante el Montpellier

El equipo dirigido por Thomas Tuchel no borró las dudas en el juego que genera en las últimas semanas.

Dominado tras el descanso, el PSG remontó y ganó 3-1 al Montpellier, con tres goles en siete minutos, gracias a Neymar, Kylian Mbappé y Mauro Icardi.

El líder del campeonato, que cuenta este sábado con ocho puntos de ventaja sobre el Marsella, que juega el domingo ante el Burdeos.

Supo salir airoso de una velada complicada, en la que en la primera parte se lesionaron Presnel Kimpembe e Idrissa Gueye.

Además de marcar un tanto en propia puerta, por parte del argentino Leandro Paredes (41).

La clave de partido estuvo en el minuto 72, cuando Pedro Mendes recibió su segunda amarilla por una entrada a destiempo a Neymar.

A continuación la estrella brasileña acertó con un gran lanzamiento de falta a la escuadra y luego asistió para Mbappé, letal.

Icardi tampoco faltó a su cita con el gol, al aprovechar en el segundo palo un servicio de Mbappé para batir con un tiro cruzado de volea a su compatriota.

Tras el festival parisino, el partido finalizó con un ambiente tenso, cuando su portero Keylor Navas fue golpeado en la cara por una botella de agua.

El árbitro Antony Gauthier paró el partido durante tres minutos, mientras fue atendido el arquero costarricense.

El ‘speaker’ del Montpellier pidió a los aficionados calma: “Ustedes saben que su club se arriesga a fuertes multas”.

Sin borrar las dudas

A cuatro días de la recepción del Galatasaray en Champions, con el pase a octavos y el primer puesto del grupo ya asegurado.

El equipo dirigido por Thomas Tuchel no borró las dudas en el juego que genera en las últimas semanas.

Pero aprovechó el talento de sus atacantes para evitar su cuarta derrota en el campeonato.

Su triunfo, el primero en Montpellier desde 2015, le valdrá para lograr el título honorífico de ‘campeón de otoño’, si el Marsella no gana el domingo.

El Montpellier concedió su segunda derrota en casa de la temporada, tras un paso en falso inaugural ante el Rennes (1-0).

Frena su progresión y queda a cuatro puntos del podio, que marca el Lille, al que se enfrenta la próxima semana.

Este sábado vendió cara su derrota, derrochando energía y bien organizado en una defensa hermética, con su habitual esquema 5-3-2.

Pero empezó a hacer aguas cuando Mendes se fue al vestuario.

Entonces Neymar, cada vez más cerca de su mejor versión, y sus socios destrozaron todos sus esfuerzos.

Este sábado se disputan otros cuatro partidos de la 17ª fecha de la Ligue 1, entre ellos el Mónaco-Amiens y el Niza-Metz.