Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Iglesias y hermandades católicas suspenden entrega de turnos y cortejos procesionales

Las misas que alberguen a más de cien personas no se podrán realizar. Se hace el llamado a estar en oración.

Suspenden cortejos procesionales y entrega de turnos
Foto: Edwin Bercián.

Para este tercer domingo de Cuaresma se tenían contemplados varas actividades en las cuales asistirían fieles católicos, entre estas, misas, entrega de turnos para cortejos procesionales, así como el recorrido de procesiones.

Sin embargo, ante las medidas tomadas por el Gobierno que prohíbe la concentración de más de 100 personas en cualquier actividad pública, las iglesias y hermandades decidieron suspender todo lo programado.

Conozca cómo funcionarán los mercados cantonales y Transmetro

Colaboran con medidas

La Conferencia Episcopal de Guatemala publicó un comunicado en el cual adoptan las medidas decretadas por el presidente Alejandro Giammattei, “en el contexto del peligro de contagio con el virus COVID-19”,

Sobre ello, la entidad indicó que se anuncia a los feligreses que “quedan suspendidas las eucaristías en que se prevea lleguen más de cien personas, hasta que se autoricen nuevamente”.

Esto también incluyen los actos de piedad, tales como: horas santas, procesiones y viacrucis.

“Se pide a todos los sacerdotes que celebren misas pro pupilo, sean en privado o con un grupo reducido de fieles”, agregó la Conferencia Episcopal de Guatemala.

Abiertas a los fieles

Sin embargo, estas medidas no limitan a que los fieles católicos puedan presentarse a las iglesias, las cuales permanecerán abiertas “para que los fieles acudan a la oración, pero no con actividades programadas, sino solo en visitas personales al Señor”, se añadió.

Mantener la oración

Por último, se hizo el llamado a que donde existan capillas de adoración perpetua “se insta a que mantengan e incrementen la oración por Guatemala. Se exhorta a rezar a los sacerdotes y a los fieles para que este peligro grande que se cierne sobre nosotros cause el menor daño posible”.

También se pide a la población católica a actuar “con prudencia y responsabilidad, siguiendo las indicaciones que las autoridades vayan estableciendo”.

Publicidad