Nota de EU89.7
Laura se convierte en huracán de categoría 4

El ciclón se encontraba a 320 kilómetros al sur-sureste de Lake Charles y a igual distancia de Port Arthur, Texas, y se desplazaba a 16 kilómetros por hora.

Laura se convirtió este miércoles en un huracán de categoría 4, con vientos de hasta 220 kilómetros por hora, mientras se acerca a las costas de Estados Unidos, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Meteorólogos ya habían advertido que Laura seguiría aumentando su fuerza hasta convertirse en un huracán de categoría 4, a medida que se acerca a las orillas del suroeste de Luisiana y de parte de Texas, aunque se espera que se debilite una vez haya tocado tierra.

El ciclón se encontraba a 320 kilómetros al sur-sureste de Lake Charles y a igual distancia de Port Arthur, Texas, y se desplazaba a 16 kilómetros por hora.

Según el pronóstico, Laura “se adentrará en el continente esta misma noche o el jueves por la mañana”.

El NHC también advirtió de precipitaciones hasta el viernes, de entre 130 y 250 milímetros, con algunos picos de casi 400 milímetros en el oeste de Luisiana y Texas.

Deben estar preparados

Solo tienen unas horas para prepararse y evacuar“, advirtió el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards. “Dondequiera que estén al mediodía, ahí es donde deberán capear el temporal”, agregó.

Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que Laura podría alcanzar vientos de hasta 255 kilómetros por hora, por lo que los habitantes del estado deben “estar preparados”.

Laura pasó el lunes como tormenta tropical por Cuba, donde dejó intensas lluvias, fuertes marejadas y algunos daños, tras pasar sobre la isla La Española, que comparten Haití y República Dominicana, dejando una estela de 25 muertos.

Se prevé que esta temporada de tormentas del Atlántico, que se extiende hasta noviembre, sea una de las más duras.

El NHC pronostica hasta 25 temporales y Laura es la duodécima hasta ahora, mientras que Marco, que llegó a tener fuerza de huracán, se disipó el martes frente a la costa de Luisiana antes de tocar tierra.

*Con información de AFP