Radio en línea

EN VIVO

Farándula

Erika Buenfil presume nuevo look y un escote de infarto

La actriz mexicana está preparándose para un nuevo proyecto, y para eso decidió cambiar de aspecto quitándose el rubio al que nos tiene acostumbrados.

Erika Buenfil

Erika Buenfil decidió hacerse un cambio total de imagen como parte de sus preparación para su más reciente proyecto, del cual aún no ha dado más detalles.

La actriz mexicana se puso en manos del experto y diseñador las celebrities, Víctor Guadarrama.

“Haciendo pruebas para su nuevo personaje, se le realizó un peinado más juvenil, con raya en medio. Y en cuestión de maquillaje, se utilizó la técnica ahumado, resaltando el color claro de sus ojos y perfilando su rostro”, se explicó en un comunicado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Erika buenfil (@erikabuenfil50)

Ella también presumió su nueva imagen en redes sociales, donde publicó una foto en la cual también lució muy provocativa debido a su pronunciado escote.

Además, tampoco le tuvo miedo mostrarse al natural e hizo un video donde se ve sin maquillaje, y el resultado después de que se puso en las manos del famoso maquillista.

Mientas le hacían el cambio de look, compartió algunos sketch en TikTok para hacer el momento más divertido.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Erika buenfil (@erikabuenfil50)

Los inicias de la actriz

Erika Buenfil tiene 57 años y es todo un fenómeno en redes sociales, donde ha conseguido millones de seguidores; sin embargo, cuenta con una gran trayectoria que abarca la música, cine, teatro y televisión, principalmente en las telenovelas.

Su primera oportunidad la obtuvo en la telenovela Acompáñame (1977), bajo las órdenes de la productora Irene Sabido, siguiendo con pequeños papeles en El amor llegó más tarde, La llamada de tu amor y Añoranza en 1979.

Erika Buenfil

Un año después, en 1980, participó en Lágrimas negras y en manos de Ernesto Alonso hizo Conflictos de un médico con su compañera y amiga Victoria Ruffo, hasta que el mismo productor le ofreció su primer papel estelar en una telenovela, Aprendiendo a amar (1980) interpretando a la antagonista juvenil.

Le siguieron Ambición (1980) con Edith González en los roles juveniles, y El derecho de nacer (1981) con Verónica Castro, interpretando a Isabel Cristina del Junco. También estuvo presente en el maleficio (1983) al lado de Ernesto Alonso y Jacqueline Andere, en el cual interpretó a Vicky de Martino.