Mensaje de protestas fue “fuerte y claro”, señalan dirigentes

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Mensaje de protestas fue “fuerte y claro” y se planifican nuevas acciones, señalan dirigentes

Los representantes de tres de las agrupaciones que participaron en las manifestaciones ciudadanas del 29 de julio se refirieron a la situación en Guatemala y rechazaron la gestión del presidente Alejandro Giammattei y la fiscal general, Consuelo Porras.

manifestación en plaza de la Constitución por paro nacional del 29 de julio
Foto: Omar Solís/EU

Tras una jornada de movilizaciones a nivel nacional, realizadas en el marco de una convocatoria a un paro nacional, los dirigentes de algunos de los grupos que participaron en estas se refirieron a la situación en Guatemala.

En entrevista durante el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, María del Rosario Toj, coordinadora de la Asociación Política de Mujeres Mayas MOLOJ, detalló que estas luchas, demandas y muestras de rechazo al sistema no empezaron ayer.

Sin embargo, expuso que, aunque se había buscado que se rompieran los nexos de corrupción, robo, saqueo, que existen en el país, pero eso no pasó.

Y en lugar de avanzar en esa lucha ha habido tropiezos y obstáculos. Además de que se vio que el Ministerio Público no apoyaba la lucha iniciada,

La gota que derramó el vaso fue la destitución del exjefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval, a quien calificó como “el fiscal de la dignidad”.

A esto se sumo el mal manejo de la pandemia por parte del Gobierno que dirige Giammattei, a quien también señaló de apoyar el sistema de corrupción e impunidad.

“Volvimos a tomar las calles, carreteras, caminos vecinales, entradas de colonias para elevar la voz de dsiitintas maneras, algunos desde sus hogares y oficinas de trabajo para expresar la indignación y hartazgo”, dijo.

También el deseo de cambio se hizo presente ayer de manera multitudinaria y simultánea en diferentes lugares del país, fundamentalmente en territorios indígenas, agregó.

En su opinión, lo que se logró fue que hubiera presencia de autoridades, organizaciones sociales, ambientalistas, estudiantado, juventud, mujeres, feministas y se notara la unidad para un objetivo en común.

“En fin, de manera colectiva o individual, muchas personas llegaron a apoyar la lucha contra la corrupción e impunidad”, enfatizó.

La unidad se plasmó en las protestas

Gustavo Jeréz, miembro del Movimiento Landivarianos, coincidió en que pese a múltiples acciones que contravendrían la ley que implican a autoridades, el límite se vio superado con la salida del exjefe de la FECI.

“La destitución de Sandoval es la gota que derrama el vaso, pero atrás de esto hay muchos esfuerzos de corrupción. Incluido el esfuerzo sistemático por desmantelar la CICIG en el gobierno de Jimmy Morales, en 2018”, dijo.

En cuanto a la gestión de Giammattei, el entrevistado destacó que su gobierno ha sido uno de los pocos que ha logrado sacar a las calles a la ciudadanía a menos de un año de su gestión.

A criterio de Jeréz, el llamado constante del mandatario para que haya unidad se plasmó con las protestas ciudadanas de ayer, pues los distintos sectores se unieron para pronunciarse contra su corrupción.

“Es desastroso lo que ha hecho él, sus aliados y el oficialismo en general. La población guatemalteca lo que ha logrado con la jornada de ayer ha sido una claridad y conciencia en torno a lo que está pasando a nivel de gobierno”, mencionó.

En ese sentido, agradeció a los 48 Cantones de Totonicapán y al Parlamento Xinka por coordinar este esfuerzo ciudadano que fue acuerpado por distintas agrupaciones, colectivos y personas individuales.

“Como estudiantes estamos muy contentos, creemos que hay conciencia y dignidad entre la población guatemalteca”.

Planifican nuevas acciones

Kelvin Jiménez, integrante del Parlamento Xinka, también resaltó el descontento que generó la destitución del exfiscal contra impunidad, pero dijo que como pueblos indígenas se buscaba accionar desde que un hecho “deplorable” ocurrido en 2020.

Específicamente habló de la aprobación del Presupuesto 2021, en el que aseguró que se quitaron fondos a la desnutrición y se hizo un plan que no responde a la realidad del país.

“No estuvimos de acuerdo y desde entonces empezó la necesidad de los pueblos indígenas de empezarnos a organizar y desde hace semanas nos hemos reunido con autoridades de pueblos indígenas en distintos territorios”, compartió.

Dijo que ya se planificaban acciones conjuntas con 48 Cantones, con alcaldías indígenas de Sololá y Nebaj, pues es la unidad de los pueblos es lo único que puede sacar al pueblo un ambiente de corrupción e impunidad, afirmó.

Pero el caso de Sandoval obligó a tener una reunión de emergencia, “pues fue una muestra de descaro en la que se ve que no les importa mostrar sus intenciones”, compartió Jiménez.

En su opinión, el mensaje de ayer fue fuerte y claro y se expuso que son tres peticiones fundamentales las que se hacen. Estas incluyen el pedido de renuncia de Giammattei y de la fiscal general, Consuelo Porras, y la restitución del exfiscal.

“No vamos a descansar hasta poder lograr los tres objetivos”, manifestó.

En ese sentido, compartió que lo que se vio fue únicamente el inicio de la unidad de los pueblos y que ya se están empezando a planificar las siguientes acciones.

Mencionó que una de estas podría ser un plantón, de al menos 48 horas, hasta lograr el objetivo que se han planteado.

Publicidad