Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Allison Mack entra a prisión por participar en secta sexual

Según medios internacionales, la actriz de Smallville ayudaba a Keith Raniere a reclutar mujeres para "empoderarlas", pero se convertían en sus esclavas sexuales.

La actriz Allison Mack, quien dio vida a Chloe Sullivan en la serie Smallville, ingresó a la cárcel para cumplir su sentencia de tres años debido a que fue una de las principales implicadas en la secta NXIVM.

La figura de Mack dentro de esa secta fue de gran ayuda para su líder y fundador, Keith Raniere, pues tenía el objetivo de enganchar a mujeres, sobre todo famosas, a este supuesto grupo de ayuda llamado DOS que las “empoderaba”.

Sin embargo, se convertían finalmente en sus esclavas sexuales. Eran forzadas a realizar tareas domésticas y marcadas a fuego con las iniciales del líder de la secta en una dolorosa ceremonia, sin anestesia, en las que se les cauterizaba la piel en una zona cercana al pubis.

Además, las víctimas de NXIVM eran extorsionadas con información comprometedora sobre amigos y familiares, fotografías de desnudos y derechos sobre las pertenencias que ellas mismas aportaban. Por eso, muchas tenían temor de dejar el grupo o no obedecer.

Admite ser culpable

Detenida en abril de 2018, Allison Mack admitió un año después su culpabilidad en dos cargos de crimen organizado y de conspiración para crimen organizado. En ese momento expresó su arrepentimiento y pidió perdón a las víctimas de la secta.

“Me entregué a las enseñanzas de Keith Raniere con todo lo que tenía. Creía, de todo corazón, que su mentoría me estaba llevando a una mejor versión más ilustrada de mí misma. Dediqué mi lealtad, mis recursos y en última instancia, mi vida a él. Este fue el mayor error y el mayor arrepentimiento de mi vida”, dijo.

Raniere fue sentenciado a 120 años de prisión por aprovecharse de esta asociación e autoayuda que había fundado para abusar sexualmente de una larga lista de mujeres.

Además de Mack, varias personalidades estuvieron involucradas, como la heredera del imperio licorero Seagram’s, Clare Bronfman, que el pasado septiembre fue condenada a seis años y nueve meses de prisión, después de declararse también culpable.

También le puede interesar: ►Cajita Feliz rinde especial homenaje a su creadora, Yolanda de Cofiño

Publicidad