Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Asturias: “Estamos pagando los platos rotos de no tener a la población vacunada”

El exdirector de la Coprecovid, Edwin Asturias, dijo que los sublinajes de ómicron que están generando la quinta ola de contagios en el país muestran resistencia a la inmunidad por vacuna o por infección.

Edwin Asturias, jefe de la Coprecovid, en citación con la bancada UNE.
Edwin Asturias, jefe de la Coprecovid. Foto: Edwin Bercián

El profesor de Enfermedades Infecciosas y extitular de la Comisión Presidencial de Atención a la Emergencia Covid-19 (Coprecovid), Edwin Asturias, se refirió al comportamiento de las nuevas variantes del Covid-19 durante la quinta ola de contagios en el país.

Durante una entrevista en el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, el profesional indicó que esa nueva ola está principalmente causada por sublilnajes de ómicron, que es la variante más infecciosa de Covid-19 detectada hasta ahora.

Explicó que la BA.2, que es 30% más contagiosa, representa en la actualidad el 80% de infecciones en el país. En tanto, el 5% corresponde a dos sublinajes más, el BA.4 y BA.5, que en Estados Unidos ya generan el 40% de contagios.

De acuerdo con el epidemiólogo, se ha demostrado que estas subvariantes tienen más habilidad de evadir la protección que las vacunas o la infección natural habían concedido hasta este momento.

Si bien, las vacunas mantienen cierta protección contra enfermedad severa, hay más gente contagiándose y, de acuerdo con sus palabras, ni la inmunidad natural ni las vacunas van a poder proteger en un futuro si las variantes siguen avanzando.

En ese sentido, consideró que posiblemente podría surgir una nueva vacuna específica contra ómicron, pero se está a la espera de ello.

Mientras eso ocurre, hay que estar atentos a los síntomas que se presentan y tener un diagnóstico temprano para poder evitar diseminar el virus, manifestó.

Al igual que resaltó la importancia de continuar con la inmunización, pues explicó que esta mantiene la prevención contra el contagio y enfermedad sintomática. Las personas con vacunación presentan generalmente el coronavirus como una gripe, aunque algunas tendrán fiebre, en su mayoría no se complica su estado de salud.

“Hoy por hoy hay comparación reciente del Centro de Control de Enfermedades que señala que una persona no vacunada tiene 40 veces más posibilidades de morir que una persona que tiene dos dosis”, expuso Asturias.

En tanto, compartió que las personas con esquema completo tienen cuatro veces mayor riesgo de morir en comparación con las que tienen las dosis de refuerzo.

Y reiteró que especialmente las personas que pertenecen a los grupos vulnerables deben recibir la cuarta dosis. “Es importante mantener los anticuerpos altos”, puntualizó.

¿Ola con más contagios?

En cuanto al escenario que se observa en el país, marcado por una alta cifra de contagios que han llevado a que incluso la semana pasada se detectaran más 5 mil en 24 horas, Asturias indicó que “ahorita estamos pagando los platos rotos de no tener a la población completamente vacunada”.

Recordó que la primera ola de ómicron, registrada a principios de años, se acompañó con la limitante del MSPAS de hacer pruebas, así que los test no revelaron el impacto real, pero por los datos de serología se sabe que mucha gente se infectó.

Y en la actual, que sería la quinta, agregó que también se ve mucha gente infectada y con más síntomas que en la primera ola.

Sin embargo, la mortalidad no es tan alta porque la gente está vacunada o se contagió antes. Así que, en su opinión, no se van a saturar los hospitales como ocurrió en 2020 o a mediados de 2021, pero sí está claro que habrá más personas infectándose.

“Lo que preocupa mucho es que cada infección nueva de Covid-19 que el paciente tiene es una probabilidad más de que presente el síndrome de Covid largo, que incluye malestares como fatiga, cansancio, el no poder procesar y pensar adecuadamente o problemas cardiacos a futuro”, expuso el entrevistado.

También dijo que se estima que una de cada 10 personas que le dio Covid-19, sobre todo si fue enfermedad seria, tendrá Covid-19 largo, cuyos síntomas pueden mantenerse por seis meses o más.

En ese sentido, mencionó que vacunarse es imprescindible, no solo para prevenir infectarse de nuevas variantes que surjan, sino que para que la salud sea buena en estos años y en el futuro.

Publicidad