Radio en línea

EN VIVO

Internacional

Rusia golpea infraestructura energética y depósito de carburante en Ucrania

Los ucranianos siguen sufriendo cortes masivos de electricidad a causa de los repetidos bombardeos contra las infraestructuras energéticas del país por parte de Rusia.

Los ucranianos siguen sufriendo cortes masivos de electricidad a causa de los repetidos bombardeos contra las infraestructuras energéticas del país por parte de Rusia, que el domingo anunciaron la destrucción de un depósito de carburante de la aviación ucraniana.

El operador nacional ucraniano Ukrenergo efectuó varios cortes de electricidad en Kiev para “estabilizar” el suministro energético, informó el proveedor privado de electricidad ucraniano DTEK.

Los cortes, que afectan a diferentes barrios de la capital ucraniana de forma alternativa, no deberían durar más de cuatro horas, precisó DTEK, aunque no excluyó que se extendieran “dependiendo de la magnitud de los daños” provocados por los ataques de Moscú.

Según dijo el gobierno ucraniano el sábado, más de un millón de hogares se han visto afectados. Rusia multiplica los bombardeos contra la red eléctrica ucraniana desde hace más de una semana hasta reducir al menos un tercio de su capacidad justo antes del invierno. Las autoridades han pedido tanto a los particulares como las empresas que limiten el consumo.

Depósito de carburante destruido

Los bombardeos destruyeron el domingo un depósito con unas 100.000 toneladas de carburante destinado a la aviación ucraniana en la localidad de Smela, en la región de Cherkasy (centro),anunció en un comunicado el ministerio ruso de Defensa.

También atacaron varios depósitos de munición y otro depósito con diesel destinado a vehículos militares.

Más de un millón de hogares en Ucrania sin electricidad tras ataques rusos

En el frente del diálogo internacional, el ministro ruso de Defensa, Sergei Shoimu, conversó por teléfono con el ministro francés de Defensa, Sébastien Lecornu, turco, Hulusi Akar, y, hecho poco habitual, con el británico, Ben Wallace, para discutir sobre el conflicto en Ucrania, anunció el ejército ruso en un comunicado

Durante la llamada con Lecornu, el ministro ruso alertó que la situación en Ucrania “tiende a una escalada mayor e incontrolada”, según el documento. Shoigu expresó su “preocupación por las posibles provocaciones de Ucrania con el uso de una ‘bomba sucia'”.

Lecornu recordó que “Francia (rechaza) toda forma de escalada, especialmente, la nuclear.”

El viernes, el ministro ruso mantuvo una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin.

Regiones fronterizas con Rusia en alerta

Rusia se enfrenta actualmente a una gran contraofensiva de Ucrania. Moscú ha denunciado un “aumento considerable” de ataques de Kiev en varias regiones rusas fronterizas, en Belgorod, pero también en Kursk y Briansk.

Dos líneas de defensa han sido construidas en la región rusa de Kursk, fronteriza con Ucrania, para hacer frente a un posible ataque de las fuerzas ucranianas, anunció el domingo el gobernador de la región, Roman Starovoit

“Estamos preparados para hacer frente a cualquier ataque a nuestro territorio”, aseguró.

Por su parte, el gobernador de la región rusa de Bélgorod, también en la frontera con Ucrania, anunció el sábado el inicio de la construcción de una línea de defensa en su sector.

El sábado, dos personas murieron en los ataques ucranianos contra infraestructuras civiles en la región de Belgorod, y unas 15.000 personas quedaron sin electricidad durante varias horas, según las autoridades locales.

Las autoridades prorrusas de la región de Jersón (sur de Ucrania), anexionada por Rusia, urgieron el sábado a los civiles a abandonar “inmediatamente” la capital regional ante el avance de las fuerzas de Kiev.

Desde el miércoles se están llevando a cabo evacuaciones hacia la margen izquierda del río Dniépr, que bordea Jersón.

Una persona murió el domingo en esa ciudad por la explosión de un artefacto casero, indicaron las autoridades prorrusas.

Jersón es la primera gran ciudad que fue tomada por los rusos a principios de su ofensiva lanzada el 24 de febrero.

Con información de AFP. 

Publicidad