Radio en línea

EN VIVO

Viral

FUERTE VIDEO. Hacía crucigrama en banqueta y pandilleros lo matan al confundirlo

Se sentó en la banqueta cerca de una tienda cuando, de repente, se convirtió en víctima de una venganza entre pandilleros locales.

Captura de pantalla video.

Sebastiao Silva, un hombre de 66 años, había salido a una tienda en Aparecida de Goiania, estado de Goiás en Brasil, para comprar un refresco y resolver un crucigrama. Se sentó en la banqueta cerca del expendio cuando, de repente, se convirtió en víctima de una venganza entre pandilleros locales.

En un video capturado por una de las cámaras de seguridad de la tienda y difundido en redes sociales, se puede observar cómo el adulto mayor resolvía el crucigrama con su botella de refresco a un lado. De repente, dos jóvenes que estaban detrás de él notaron la llegada de otras personas, se pusieron nerviosos y se retiraron precipitadamente.

@emisorasunidas897

Recientemente, Daddy Yankee anunció su retiro de la música para dedicar su vida al servicio de Dios. . . #daddyyankee #DaddyYankeeReligioso #NomarAyala

♬ Salud y Vida – Daddy Yankee

¿Por qué los pandilleros mataron al adulto mayor?

La profesora Giselle Silva, hija de Sebastiao, relató que escucharon golpes fuertes en la puerta de su casa. Su esposo fue a investigar y al regresar después de hablar con alguien que tocó la puerta, indicó alterado que debían ir a la tienda porque algo le había pasado a su suegro.

“Volvió asustado para decirme que tendría que ir a la distribuidora porque a mi padre le había pasado algo. Un vecino me contó que un delincuente le había disparado en la cabeza mientras hacía crucigramas. Estaba desesperada y entré en shock”, aseguró Giselle Silva al medio local UOL.

Sebastiao recibió un disparo en la cabeza por parte de un pandillero de 16 años que, al verlo sentado de espaldas, pensó que era uno de sus rivales, según informes de la Policía Militar de Goiás, que localizó al menor y lo arrestó.

“El sospechoso aclaró que el anciano no era el objetivo previsto. Justificó el tiroteo como parte de un conflicto entre facciones criminales y reveló que él es parte de una facción de Sao Paulo, mientras que los presuntos objetivos pertenecen a una facción de Río”, indicó la Policía Militar según el medio.

Sebastiao Silva tuvo dos hijos y dos nietos, además de haber estado casado durante 40 años. El pasado mes de agosto, el hombre se había jubilado después de haber trabajado como director de producción, revisor de autobús y conductor.

 

 

 

Publicidad