Nota de EU89.7

“Por favor no lloren, yo estoy muy bien” dijo bombero antes de despedirse

Conmovedora carta dejó el bombero a su familia.

Una conmovedora carta dirigida a su familia redactada el 25 de febrero del 2016, dejó el bombero José Antonio Castillo Santos quien desapareció el domingo entre el material volcánico mientras cumplía con su labor de rescate.

Testimonio

Con sentimientos de tristeza Gloria Nohemí Cojolón de Castillo esposa del bombero desaparecido, narró que el rescatista dejó redactada una carta por si algún día le pasaba algo.  La esposa indicó que su esposo le dijo: “Si yo he ido a un rescate y viene alguien a tocar a la casa diciendo que yo he muerto, he dejado un sobre y usted lo va abrir, no vaya a ser curiosa”.

La carta

Entre quebrantos de voz, un bombero leyó la carta a los familiares:

“Por favor no lloren yo estoy muy bien, Dios ha decidido mi misión terminar, no todo es por siempre, adelante la vida sigue”.

En un párrafo de la carta, se dirigió a su esposa e hijo: “MI deseo es que usted no trabaje y lo abandone, usted sabe las razones, podrá tener todo pero que no le falte su amor”.

“Papito no te compramos pastel porque no estabas”

Un día antes de la tragedia, José Antonio Castillo Santos había cumplido años. Su esposa indicó que su hijo de 4 años le dijo el domingo antes de salir: “Papito no te compramos pastel porque no estabas”. El sábado el bombero estuvo todo el día en un rescate en el volcán Acatenango.

 

Cumplió con su deber

José Antonio Castillo Santos y otro bombero, desaparecieron en el kilometro 93 de la RN14 cuando cumplían con su deber de rescate ante  la tragedia del volcán de Fuego el cual ha dejado 100 muertos.

 

Con información de Lester Ramírez / Misael Patricio