Nota de EU89.7

Un oso de Berlín es el embajador de Ángela Merkel ante la Cumbre Iberoamericana

Un oso de Berlín es el embajador ante la Cumbre Iberoamericana, como símbolo emblemático de Alemania.

Alemania no forma parte de la comunidad iberoamericana y ni siquiera figura como país observador, pero Ángela Merkel ha encontrado su espacio en la XXVI Cumbre Iberoamericana en Antigua Guatemala, al enviar una figura a tamaño natural del icónico oso de Berlín.

El “embajador” germano ante un foro que reúne al menos a 17 jefes de Estado y de Gobierno encontró su espacio entre los muros del histórico convento de Santo Domingo donde se desarrolla el encuentro, después de una petición expresa de la propia Merkel, muy interesada en esa presencia simbólica.

De hecho, medios del Gobierno guatemalteco comentaron que la propia canciller alemana se puso en contacto con el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, para comentarle la iniciativa.

Es un oso emblemático

El embajador alemán, Harald Klein, también defendió la colocación del oso en un espacio destacado en una reciente reunión de diplomáticos europeos acreditados en Guatemala, en la que explicó su carácter emblemático en el marco de la estrategia de Alemania por incrementar su presencia empresarial y su influencia política y económica en Iberoamérica.

Medios diplomáticos comentaron que incluso se llegó a plantear que los diferentes jefes de Estado y de Gobierno dejaran algún tipo de mensaje ante el plantígrado, idea que finalmente no consiguió el necesario consenso entre todos los participantes.

Pero el sorprendente regalo alemán -un país que no colabora en ningún aspecto con la Cumbre- tendrá finalmente su protagonismo: está prevista una foto “de familia” de los ministros de Asuntos Exteriores que participarán en la Cumbre que comienza mañana, jueves.

Con información de agencia EFE