Nota de EU89.7
Cuatro presos mapuches cumplen más de 110 días de huelga de hambre en Chile

Son señalados de incendiar una iglesia evangélica.

Cuatro indígenas mapuches -apresados hace año y medio acusados de incendiar una iglesia- cumplieron este miércoles 113 días de huelga de hambre, exigiendo la aceleración del juicio en su contra y que sean juzgados bajo la legislación ordinaria y no terrorista.

Uno de los huelguistas -el lonko o jefe mapuche Alfredo Tralcal- fue trasladado en horas de la tarde hasta el hospital de Temuco (sur) por una afección digestiva, según informó su hijo Cristián Tralcal, mientras que el gobierno anunció que solicitará la modificación de la prisión preventiva como medida cautelar que afecta a todos los acusados.

“El gobierno solicitará en las próximas horas la modificación de la prisión preventiva reemplazándola por otra medida cautelar que resguarde de mejor forma la integridad física de los acusados”, dijo por la noche en una declaración en el palacio de Gobierno el ministro del Interior, Mariano Fernández.

Varias mujeres fueron detenidos por protestar a favor de los mapuches.

En medio de la agudización de las tensiones en la región de La Araucanía, donde se asientan la mayoría de las comunidades mapuches, los cuatro indígenas -Alfredo Tralcal y los hermanos Pablo, Benito y Ariel Trangol- iniciaron su huelga de hambre, reclamando el arranque del juicio en su contra después de casi un año y medio de purgar prisión preventiva.

Los cuatro fueron detenidos el 10 de junio de 2016 acusados por el ataque incendiario a una iglesia evangélica en la localidad de Padre de Las Casas y están siendo investigados bajo la severa Ley Antiterrorista, que triplica las penas respecto a la legislación ordinaria.

“Ellos quieren ir a juicio, pero que no sea tramitado en virtud de la ley antiterrorista”, dijo este miércoles uno de los abogados defensores, Pamela Nahuelcheo.

Los cuatro acusados -que consumen esporádicamente líquidos y han perdido en promedio unos 23 kilos- comparecieron este miércoles en sillas de ruedas ante el tribunal de la ciudad de Temuco, a unos 800 km al sur de Santiago.