Víctimas celebran fallo de CorteIDH a favor de pacientes con VIH

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Víctimas celebran fallo de CorteIDH a favor de pacientes con VIH

Las 49 presuntas víctimas de este caso fueron diagnosticadas con VIH entre los años de 1992 y 2003.

Sida
Foto: Juan Carlos Chanta, Emisoras Unidas

Luego de un proceso que duró más 20 años, el Estado de Guatemala fue condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), por violación a derechos humanos de las personas que viven con VIH, por la falta de atención.

De acuerdo con Eduardo Arathoon, de la Asociación Salud Integral, la denuncia contra el Estado fue interpuesta por 49 personas, durante el proceso murieron 15 y finalizaron 34.

Arathoon asegura que el Estado deberá resarcir a estas personas. Agregó que más que una sanción, el Estado debe priorizar la atención y medicamentos de las personas que viven con VIH y sida.

Aseguró que el Gobierno deberá hacer un acto público y reconocer su responsabilidad, por la falta de atención a las personas con VIH. Además deberá hacer campañas de concienciación.

Sentencia histórica

“Esta sentencia es histórica, pues por primera vez la Corte Interamericana se pronuncia sobre la obligación de los Estados de garantizar el desarrollo del derecho a la salud, no sólo en sus mínimos, sino de manera progresiva y proporcional a sus capacidades”, afirmó la directora jurídica del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), Gisela de León.

De León también destacó que la sentencia ordena a Guatemala “adoptar medidas estructurales muy relevantes que contribuirán a mejorar la atención de las personas que viven con VIH y a garantizar que los hechos no se vuelvan a repetir”.

Las 49 presuntas víctimas de este caso, que son personas pobres y de zonas alejadas, fueron diagnosticadas con VIH entre los años de 1992 y 2003, y según la demanda presentada a la CorteIDH por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), hasta los años 2006 y 2007 existió una falta total de atención médica estatal.

Con información de Juan Carlos Chanta y Agencia EFE

Publicidad