Nota de EU89.7

Esto es algo para fanáticos del amor de Stan Lee como caricatura en una manga.

Solo una vez Stan Lee incursionó en el mundo del manga con el objetivo de replicar su éxito con Spider Man en occidente, pero aunque lanzó su historia, llamada Karakuridôji Ultimo (Chico Mecánico Ultimo), no fue lo que esperaba. Hiroyuki Takei fue el socio de Stan Lee en esta aventura, quien ya tenía fama mundial por …

Continuar leyendo “Esto es algo para fanáticos del amor de Stan Lee como caricatura en una manga.”

Solo una vez Stan Lee incursionó en el mundo del manga con el objetivo de replicar su éxito con Spider Man en occidente, pero aunque lanzó su historia, llamada Karakuridôji Ultimo (Chico Mecánico Ultimo), no fue lo que esperaba.

Karakuridôji Ultimo

Hiroyuki Takei fue el socio de Stan Lee en esta aventura, quien ya tenía fama mundial por el manga de Shaman King, en este primer (y único) intento del creador de héroes por entrar al manga.

La historia mostraba a Ultimo y Vice, dos robots que eran el lado bueno y malo, quienes fueron diseñados para combatir durante toda la eternidad, desde que el Dr. Dunstan, villano de la historia, los creó desde hace mil años.

Karakuridôji Ultimo

Como ocurría en las películas, donde hacía cameos, en este manga aparece como el villano, aunque claro, con algunos rasgos diferentes, pelo largo y muchos músculos, pero con gafas y el clásico bigote de Stan.

Además, el Dr. Dunstan, que si lo separamos sería “Dun – Stan”, entre su vocabulario usaba una palabra que Lee hizo famosa: ¡Excelsior!

Dr. Dunstan

El 18 de abril de 2008 salió por primera vez la historia, de la cual, decía Lee que era un reto, pues nunca había escrito algo sobre dos robots con el mismo poder, y además, lo complicado era que tanto los lectores japoneses como los estadounidenses lo pudieran disfrutar por igual, que era su intención.

Sin embargo, a pesar de la expectativa, el trabajo y el empuje que se le imprimió a su lanzamiento, finalmente pasó sin pena ni gloria, en un mercado tan competido y complicado como el del manga en Japón, así que el genio de los cómics tuvo que cargar con esta derrota.

Dr. Dunstan

No todas se pueden ganar, y al menos en Japón, su genialidad no pudo triunfar…