Nota de EU89.7
En enfrentamiento, PNC desarticula banda de sicarios y narcomenudeo

Las fuerzas de seguridad este sábado llevan a cabo 37 allanamientos  en Escuintla, Retalhuleu y Chiquimula.

Investigadores de la Policía Nacional Civil (PNC) se enfrentaron a un grupo de supuestos delincuentes en Escuintla. Hasta el momento han detenido a 23 personas e incautado 4 armas de fuego.

Las fuerzas de seguridad este sábado llevan a cabo 37 allanamientos  en Escuintla, Retalhuleu y Chiquimula, con el propósito de desarticular banda de extorsionistas, sicarios, y de venta de drogas.

De acuerdo con el reporte de la PNC, la finalidad es desarticular la banda denominada “Los Patrones”, la cual se presume se dedica al narcomenudeo y al sicariato.

“En los allanamientos en contra de la banda “Los Patrones” participan 300 agentes de la PNC y binomios K9, así como personal especializado en explosivos”, detalló la entidad policial.

Los operativos aún se encuentran en desarrollo, informó la PNC.

Capturan a banda de asaltantes

Agentes policiales capturaron a los presuntos integrantes de una banda de asaltantes a inmediaciones del kilómetro 252 de la ruta RN-1, jurisdicción de la cabecera departamental de San Marcos.

Los presuntos asaltantes se conducían a bordo de la camioneta con placas de circulación P-217FYX,  color gris.

Le puede interesar ► Policía captura a cinco supuestos asaltantes de comercios en Villa Nueva

Los detenidos fueron identificados como Waldemar Gómez Granados, de 45 años; Félix Estuardo Sactip Curup, de 34; Lester Josué Ajanel González,de 23; Herber Noe Carrera Chonay, de 20, y Rey David de 18.

Las personas capturadas estaban acompañadas de dos menores, entre estos,  una una mujer.

Según versión de testigos, los detenidos son los responsables de haber asaltado un bus del transporte extraurbano a inmediaciones del km 265, jurisdicción del municipio de Palo Gordo.

Se les incautaron dos  armas de fuego con la licencia respectiva, tres tolvas, una caja de municiones, así como varios maletines que contenían dinero y teléfonos, los cuales se presume pertenecen a sus víctimas.