Nota de EU89.7
Los guatemaltecos tienen la última oportunidad para salvar la gobernabilidad

Es una transición larga que puede ayudar si hay  voluntad y liderazgo, pero también hay el peligro de que el nuevo gobierno entre deteriorado.

El 11 de agosto próximo 8.15 guatemaltecos empadronados tendrán la responsabilidad de elegir a un nuevo presidente, entre dos opciones surgidas de los comicios celebrados el 16 junio pasado.

  • Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE)

  • Alejandro Giammattei, del Partido Vamos

La tarea de selección es dura, ya que a la fecha no se conocen a profundidad los planes de trabajo de ninguno de los dos aspirantes. La propuesta se basa, sobre todo en temas abiertos: Educación, salud, seguridad lucha contra la corrupción y el narcotráfico, pero nada en concreto.

Cuáles deberían ser las propuestas de gobierno que los candidatos en segunda vuelta deberían plantearse para una mejor visión de país y de cuáles son las prioridades de Estado que deben considerarse de frente a la coyuntura.

Para platicar acerca de esta coyuntura, el programa A Primera Hora invitó a dos expertas: Ana Isabel Prera, política y diplomática de carrera, y Raquel Zelaya, Presidenta de la Junta Directiva de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes).

Ambas coinciden en la reforma fiscal, los problemas sociales y la política exterior como mínimos temas, para iniciar una “incipiente transición” gubernamental. “Si hay voluntad política, se puede lograr. Con voluntad política y la colaboración de la mayoría. Hay que sacar esto entre todos”, dicen.

Anaisabel Prera

¿Qué deben atender los candidatos

Me parece que habría que agregar las políticas sociales. La parte social y cultural que hace crisis. El tema de la migración, pero sobre todo llegar a la raíz de los problemas de lo que está generando a corto plazo.

A largo plazo, encontrar la raíz de los problemas estructurales que genera la cantidad de pobres que se va del país. La seguridad y la justicia es fundamental. Un nuevo concepto de seguridad, que no es solo territorial y ciudadana, pero incorporar la seguridad humana.

Conforme a ONU, se necesita agua potable, un mínimo de alimentación, educación y salud. Esas prioridades deberían tener los candidatos tendría que hacerlo y no como presidente o jefe del Ejecutivo, sino como jefe de Estado, que maneja y represente el Estado para hacer una convocatoria amplia.

Son temas que no los va a resolver el Ejecutivo. Es un  tema que debemos resolverlo todos, sector público, sector privado y la sociedad en su conjunto.

De lo contrario vamos a tener pequeños partes y muchísima oposición y no vamos a avanzar. Juntos podemos avanzar y resolver estos problemas que son medulares. Es importante iniciar una incipiente transición.

Escenarios políticos, gane quien gane

Si gana la UNE con una bancada tan mayoritaria, de alguna manera v aa facilitar la gobernabilidad del país, aunque también pueden sobrepasarse los presos y contra pesos para mantener los equilibrios.

Si gana el Partido Vamos, con una bancada minoritaria y con una bancada mayoritaria de oposición, tendrá que negociar, en el buen sentido. La gobernabilidad radica en poder entender que hay objetivos comunes y del bien común del país que son superiores a los intereses de grupos y de personas.

Es un aprendizaje de la democracia que se ha deteriorado en los últimos gobiernos. Pero si se plantea un liderazgo, quien llegue tendrá que hacer un gran esfuerzo, que represente y que gane la credibilidad. El pesimismo está instalado.

Al pesimismo de la razón hay que anteponer el optimismo de la voluntad. La creatividad política para salir adelante, es fundamental. El país tiene la última oportunidad para evitar que nos lleven a donde vamos: El abismo

El enemigo uno es el crimen organizado, las redes criminales que han cooptado el Estado y quien llegue tiene que desandar muchas cosas que se han hecho mal para reconstruir y recuperar la institucionalidad. Una institucionalidad cooptada no va a tener la capacidad de poner en marcha políticas públicas que hayan ofrecido.

Larga luna de miel

Quien llegue tiene la posibilidad… ha estado tan desgastado este gobierno, que no es difícil posicionarse con temas de contenido, con una posición política inteligente que llame a la unidad nacional y utilizar algo: Los mediadores.

No tenemos mediadores políticos, y qué cantidad de problemas se podrían resolver si los tuviéramos mediadores políticos, mediadores sociales, mediadores culturales.

Han propuesto sus programas de gobierno pero que son casi lo mismo. Son programas para captar electorado no  programas para ejecutar posteriormente.

No hay una visión de país ni una estrategia política en los múltiples temas, porque todo es urgente, porque no hay nada, pero de las urgencias hay que escoger una par, en el área social, la desnutrición, el hambre, por ejemplo.

Trabajo hay muchísimo, lo que hace falta es que nos entusiasmes para poder colaborar y aportar para sacar adelante un proyecto que es de todo: Guatemala.

El nuevo gobierno debe centrarse en la recaudación tributaria

La recaudación es bajísima. Guatemala es el país que menos generación de PIB genera en tema de impuestos. No llegamos ni al 10 por ciento. Es vergonzoso. Hasta los países africanos tienen un impuesto de 15 18, no digamos europeos que tienen el 40 %.

Debemos lograr que la recaudación sea eficaz y efectiva, y responder a las necesidades. Quien más tiene debe aportar para que se resuelvan los problemas estructurales que genera la pobreza, la violencia y la migración.

Es una vergüenza que este país viva de los más pobres, que tengan que salir del país y exponer sus vidas. Lo que tiene que hacer el próximo gobierno es ordenar la casa.

Aviones sacadas de la manga

Hay que aprender no solo a qué hay que hacer, pero sobre todo qué no hay que hacer. Lo de los aviones es exactamente lo que no se debe hacer, porque es un despropósito en un país con tantas necesidades. Comprar aviones a un país que nunca había vendido y que de paso está comprando aviones por otro lado.

Raquel Zelaya

¿A qué ponerle atención?

En términos generales la política fiscal. Uno puede observar muchos temas, pero usualmente, el argumento es bien administrado los ingresos contemplados van a alcanzar. Eso es natural.

En esta segunda etapa convendría que alguien pregunte a los candidatos sobre qué piensan hacer con el pacto fiscal, si lo van a revisar, su administración, prioridades.

Luego, la política exterior es un elemento que tiene mucha vigencia, migraciónb, tercer país, integración, como se dividirá el Triángulo Norte, particularmente en nuestra relación con EE.UU.

Cómo se va a aprovechar para que el presupuesto refleje sus prioridades. Es importante lograr, quede quien quede, que haya un buen presupuesto.

En todas las expresiones se oye hablar de cambiar el servicio civil, la ley de adquisiciones, reforma electoral. Uno podría esperar que ya estén listos los proyectos de reformas.

Conflictividad social y política; la sociedad tiene total desconfianza en los candidatos, ¿cómo ver una transición optimista?

Entiendo el pesimismo y la suspicacia social. Guatemala es el país de mayor desconfianza interpersonal. El país va a vivir una transición única. Si este gobierno que viene no entiende las diferencias sociales que hay, la radicalización tendrá más adeptos.

La ciudadanía debe asumir una posición, solo un país tengo y que mis hijos crezcan en él. Guatemala tiene una de las últimas oportunidades para mejorar el futuro.

Fuerzas directamente señaladas de estar vinculadas al crimen organizado, están ganando mucho terreno en el congreso. El narco estado, conscientemente, muy poca gente lo querrá.

Una larga transición

Es una transición larga que puede ayudar si hay  voluntad y liderazgo, pero también hay el peligro de que el nuego gobierno  entre deteriorado. En cuanto dé a conocer su gabinete, comenzarán las críticas.

Al inicio, el gobierno que llegue, que presente proyectos de ley el día que asuma para avanzar en temas sustantivos. Es una oportunidad para trabajar en avances sustantivos.

Aparte, los gobernadores son figuras claves. La ley del Ejecutivo dice como debe hacerse su postulación. La experiencia dice que cuando ha habido gobernadores con capacidad de convocatoria y liderazgo, se ha logrado trabajo y que las manifestaciones se queden en los departamentos.

Cual el camino para comunicar bien

La comunicación es fundamental. Es la habilidad para que los dos candidatos tengan comunicación y el 11 de agosto pudieran pactar una gobernabilidad. En una elección crucial, la ciudadanía prefirió que ellos fueran los de la segunda vuelta. Ambos deberían tener la capacidad de lograr eso.

¿Y el proyecto ‘tercer país seguro’?

Es una cuestión complicada. Tenemos tantos problemas qué resolver, tanta incapacidad institucional, para hacerle frente a un tercer país seguro. Podemos ser un tercer país, pero ‘seguro’, me lo cuestiono. No sabemos qué están negociando y cómo lo están negociando. Es un tema que hay que resolverlo fácil. La capacidad instalada no la tenemos. La negociación que México tuvo que aceptar con EE.UU., fue casi humillante.

El impuesto que más preocupa

Me preocupa la poca capacidad recaudación del IUSI. Se han puesto esquemas. A partir de que tenemos Catastro que permite conocer el valor y ubicación de la tierra. Se pasó a los alcaldes, que tienen  mucho temor de manejar el IUSI, sin alterar las tasas.

Sólo hay que ver en Antigua Guatemala lo que cuesta comprar una propiedad y lo que se paga de IUSI.

Otro pacto fiscal

Recomendaría que las mismas personas que se pusieron de acuerdo hace 20 años, agreguen nuevas personas que saben de tecnología y de evasión aduanera. Fuente Knigth, Carlos Barreda, siguen vigentes.

El pacto se ve como un ejemplo de participación plural. Pero una cosa es lo que aspiran y otros los que manejan el tema. En el pacto fiscal hay una riqueza de lo que Guatemala logró. Al llegar al Congreso todo se desvió por circunstancias poco agradables.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼