Nota de EU89.7
Prohibir el uso de plásticos ‘es bueno’; ambientalistas y empresarios coinciden en algo

La medida del Ministerio de Ambiente señala que Guatemala tiene dos años para eliminar por completo el uso de plásticos en todo el país.

Marco Vinicio Cerezo Blandón, presidente de la Fundación para el Ecodesarrollo y la Conservación (Fundaeco), y Raúl Bouscayrol, de la Cámara de Industria de Guatemala (CIG) coinciden en que es necesario proteger el ambiente, pero también divergen en torno a lo que debe hacerse para el efecto.

Ambos se pronunciaron en el programa A Primera Hora de hoy, en el que Julio Recinos, viceministro de Ambiente, y Enrique Lacs, director ejecutivo de la Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas, debatieron respecto de la nueva norma que advierte sobre el uso del plástico en el país.

La disposición oficial

Desde el pasado 21 de septiembre está vigente el Acuerdo Gubernativo 189-2019 del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) mediante el cual se prohíbe el uso y la distribución de bolsas plásticas de un solo uso en sus diferentes presentaciones.

La disposición fue publicada en el diario oficial, Diario de Centro América, y señala que se prohíbe el uso de bolsas plásticas, pajillas, vasos y platos desechables además de recipientes de duroport.

El acuerdo no “restringe, ni limita” las disposiciones que por el mismo asunto han emitido distintas corporaciones municipales del país. De acuerdo con el artículo 2 del Acuerdo, se fijan dos años de plazo para que las personas, individuales o jurídicas, usen el producto que puedan tener en inventario, además para que los sustituyan de forma definitiva.

Mientras para el Ministerio de Ambiente prohibir el uso de los plásticos y el duroport, conlleva la promoción de nuevos productos amigables con el ambiente, para el sector empresarial, emitir un acuerdo para eliminarlos “es una cuestión facilona”, pues no se pueden sustituir tan fácilmente.

Cerezo Blandón afirma que, derivado de la nueva normativa, podría haber una serie de impugnaciones.

“Algunas prohibiciones funcionan para defender el medio ambiente. Eso sucedió con la prohibición del plomo, del DDT, o de los clorofluorcarbonos para proteger la capa de ozono. Las prohibiciones adecuadas sí funcionan cuando el daño ambiental es grande”, asegura.

Respecto de la medida impulsada por el Ministerio de Ambiente, Cerezo Blandón expresó: “Prohibir plásticos es buena medida, pero hay plásticos que sí pueden ser reciclados. El problema es que de momento no estamos educando a la población ni trabajando con la industria para producir bolsas que puedan ser reutilizadas”.

Falta una mejor comunicación

El ambientalista señala que hay plásticos no pueden ser reciclados y van a parar a la basura. “Hay que comunicar mejor, porque en este tipo de resoluciones es muy complicado. Tenemos que educar a la población, debe haber un diálogo abierto con la Cámara de Industria y el Ministerio de Ambiente para implementar el acuerdo”, opina.

Empero, también asegura que “hay responsabilidad de los consumidores”, de manera que estos aprendan a evitar plásticos de un solo uso y no reciclables.

“El consumidor tiene una función importante para evitar plásticos de un solo uso. El productor tiene razón también. Hay que mejorar el manejo de los desechos, pero mientras eso ocurre, la medida ministerial parece correcta”, aseveró.

En resumen, Cerezo Blandón dijo que debe haber una responsabilidad compartida:

  • El sector privado debe producir materiales más benignos con el ambiente y que sean reciclables.

  • El consumidor debe asumir su responsabilidad, separar sus desechos y pagar el servicio de recolección

  • Las municipalidades deben administrar en iniciativas público privadas para poder tener rellenos sanitarios y no botaderos como hay hasta ahora.

Preocupa la economía

A Raúl Bouscayrol, sin embargo, no deja de causarle preocupación la norma emitida por el MARN. “causa preocupación esta prohibición. Reconocemos el problema, pero la propuesta no la resuelve. Nosotros proponemos un manejo integral de los desechos, de la basura”, dice.

Y explica: “Para nosotros, este es un tema transversal. Afecta al sector plástico, afecta a 25 mil empleos directos y a 100 mil indirectos. Representa el 2 por ciento del PIB y afecta a los sectores de alimentos, de bebidas, farmacéuticas y forestal que utilizan plásticos en sus operaciones. Las empresas pierden competitividad al utilizar productos sustitutos, que al final van a parar a los mares y a los ríos”.

Alternativa propuesta

Bouscayrol insiste en que es necesario el manejo integral de los desechos, un programa de educación y que los consumidores deben estar conscientes de que “todos somos responsables de nuestra basura… Lo que no se vale es tirarlos en cualquier barranco porque van a parar a los ríos y mares”, enfatiza.

A su juicio, la solución pasa por tratar los desechos, que las autoridades se hagan responsables de la recolección y el reciclaje de estos materiales. “El plástico es útil y ha ayudado a la humanidad a proteger alimentos y productos para la salud”, recuerda.

No hay plan B

Compartimos la preocupación por el Ministerio de Ambiente. En lo que diferimos es en las posibles soluciones. Los plásticos tienen una huella mental más dañina en su ciclo de vida completo. “Vale la pena mencionar más del 90 por ciento de los plásticos que van a parar al mar provienen de de ocho ríos de Asia y dos de África. Esos países son los que más contribuyen a la contaminación de los mares”, destaca.

El empresario asegura que la CIG contribuye con programas como el centro de producción más limpia, como las plantas de producción y con programas educativos acerca de las tres erres: Reciclar, Reutilizar y Reducir.

“Creemos que es probable una economía circular que no se enfoque en prohibiciones, sino en la reincorporación de materiales a la cadena productiva”, concluyó.

De acuerdo con la medida el Ministerio de Ambiente, el Acuerdo Gubernativo que prohíbe el uso de plásticos, Guatemala tiene dos años para eliminar por completo el uso de plásticos en todo el país.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼