Nota de EU89.7
Se opera los senos y la cirugía va tan mal que siente que se le caen

La joven de 27 años eligió la clínica, a la que no se nombra, después de ver a celebridades promocionarla en Instagram, y aprovechó la oportunidad para obtener una oferta en su operación.

Una madre de dos niños se sometió a una cirugía de senos y semanas después se arrepintió, tan mal fue la operación que estaba temerosa de que sus implantes mamarios se le “cayeran del pecho” .

Angélica Isaksen, de Estocolmo, Suecia, pagó $7,840 dólares por su segunda operación de pecho en una clínica de precio reducido que encontró en las redes sociales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Nyår med bästa Wictor och @emelieolsen plus familj ❤

Una publicación compartida por Angelica Isaksen Österberg (@angelicaisaksen) el

La joven de 27 años eligió la clínica, a la que no se nombra, después de ver a celebridades promocionarla en Instagram, y aprovechó la oportunidad para obtener una oferta en su operación.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Angelica Isaksen Österberg (@angelicaisaksen) el

Angélica, desesperada por recuperar su cuerpo después del parto, además de la operación de pecho se sometió a un levantamiento de glúteos y una abdominoplastia durante su estancia de seis días en Turquía. Pero inmediatamente se sintió descontenta con los resultados.

A los pocos días, su seno derecho se hinchó, se puso rojo brillante y palpitaba de dolor. Sin embargo, cuando fue a la clínica, le dijeron que estos efectos secundarios eran “normales”.

También puede ver► Video. Los sugestivos movimientos de Britney Spears mientras practica acroyoga en bikini

Dos semanas después, cuando ya había regresado a Suecia, la cicatriz debajo de su seno derecho comenzó a abrirse y el implante, que estaba cubierto de líquido marrón, se estaba saliendo.

Fue una experiencia muy aterradora, tuvo que presionarse el pecho con una toalla para que no se cayera el implante. Inmediatamente fue al hospital.

Padecimiento

Los médicos en Suecia revelaron que Angelica había contraído MRSA, un insecto resistente a los antibióticos, mientras la estaban operando. La mantuvieron en el hospital durante cinco días antes de enviarla a casa y esperar una cita posterior con con un cirujano plástico para extraer el implante.

Estuvo en cama durante dos semanas mientras esperaba la extracción, teniendo que usar un sostén especial y estar todo el rato acostada para evitar que el implante cayera.

Puede ser de su interés ► Demi Rose acolara a sus seguidores al posar desnuda

Finalmente, el implante derecho se le retiró el 2 de diciembre del año pasado y el izquierdo el 7 de enero. Aunque ya se siente mejor, afirma que todavía no puede cuidar a sus hijos, los gemelos Milan y Tristan, de 18 meses, hasta que el MRSA desaparezca por completo.

Sobre su terrible experiencia escribió esto:

El MRSA es resistente a muchos antibióticos. Me he quedado en casa y no puedo cuidar a mis hijos. He pasado por una terrible experiencia y [la clínica] no se responsabiliza por sus acciones: me han bloqueado en WhatsApp e Instagram.

El MRSA todavía está en mi sistema y lo estará hasta que las heridas desaparezcan. Me metí debajo del bisturí para recuperar mi cuerpo para las competiciones de bikini, pero ahora lo lamento más que nunca.

Angélica ahora ha vuelto a usar sostén de copa B y está compartiendo su historia para advertir a otras mujeres de que no elijan clínicas de bajo presupuesto solo para ahorrar dinero. “Quiero salvar vidas compartiendo mi historia y evitar que esto suceda en el futuro”, explicó.