Nota de EU89.7
Puyol y Suárez se meten al conflicto y muestran su apoyo a Messi

Jugadores y exjugadores de alto calibre lanzaron fuertes mensajes en contra de la directiva del Barcelona, además, aficionados han salido a las calles a pedir la dimisión de Bartomeu.

Tras convertirse en un ídolo en el Barcelona, Lionel Messi le comunicó al club que quiere irse “unilateralmente”, luego de una temporada desastrosa.

La noticia se venía especulando desde el doloroso 8-2 encajado en cuartos de la Champions League contra el Bayern de Múnich, tras el que Leo, de 33 años, se había mostrado decepcionado por el proyecto deportivo azulgrana.

Y a través de un burofax enviado por sus abogados, Messi confirmó su voluntad “de rescindir unilateralmente el contrato”, indicó a la AFP un portavoz del FC Barcelona.

Periodista español habla sobre el caso de Messi desde España

Muestran su apoyo a Messi

Las reacciones no se hicieron esperar, incluso desde dentro de la plantilla azulgrana, con mensajes envenenados hacia la directiva.

AFP

Así, Carles Puyol, Luis Suárez y Arturo Abidal alzaron la vos y mostraron su apoyo al argentino.

“Respeto y admiración, Leo. Todo mi apoyo, amigo”, tuiteó el excapitán azulgrana Carles Puyol, un mensaje respondido con ‘emojis’ de aplausos por Luis Suárez.

Otro de los descartes de Koeman, el chileno Arturo Vidal, escribió: “Cuando acorralas a un tigre, él no se rinde. Pelea”.

Piden la dimisión de Bartomeu

Sin embargo, no solo los amigos de Messi lo respaldaron, en las calles, decenas de aficionados salieron a pedir la dimisión del presidente del club, Josep Maria Bartomeu.

La molestia de los seguidores azulgranas no es para menos, pues sería el fin de una larga historia de amor entre la Pulga y el Barça.

Llegado al club en 2000 con 13 años, Messi creció en uno de los clubes más prestigiosos del mundo para terminar convirtiéndose en el “mejor jugador de todos los tiempos” como afirman en Barcelona.

AFP

Sin embargo, habrá que esperar en las próximas horas la postura del club respecto a Messi, pues las negociaciones alrededor de su astronómica cláusula de liberación serán decisivas para una eventual salida del club, como fue el caso del traspaso de su eterno rival portugués Cristiano Ronaldo del Real Madrid a la Juventus de Turín en julio de 2018.