Nota de EU89.7
VIDEO. Niña sobrevive tras ser arrastrada por los aires por una cometa

La pequeña quedó enganchada en el objeto, elevándose varios metros por lo alto, ante la mirada atónita de los presentes.

Un inquietante incidente se vivió el fin de semana en la ciudad de Hsinchu, en Taiwán, donde se celebraba un popular festival de cometas que reunió a decenas de personas.

Una niña de apenas tres años de edad se enredó en la cola de una de las cometas y fue arrastrada hacia las alturas por los fuertes vientos que azotaban ese día la región.

La pequeña quedó enganchada en el objeto, elevándose varios metros por lo alto, ante la mirada atónita de los presentes.

El incidente fue grabado por testigos, y se hizo viral en las redes sociales.

En las grabaciones se observa a las personas preparando, animadas, las cometas para el Festival Internacional de Hsinchu, cuando de repente se percatan de que la menor había sido arrastrada por la cola de la cometa, de color naranja.

El objeto, de 24 metros de largo, se enredó en la cintura de la pequeña, al parecer, debido a la gran multitud que participaba en el evento.

La menor estuvo suspendida en el aire por alrededor de 30 segundos, y fue sacudida de un lado a otro por las fuertes ráfagas.

La niña fue finalmente rescatada por los asistentes al evento, luego de que los vientos cedieran y permitieran recuperar la cometa.

Niña sobrevive tras ser arrastrada por los aires por una cometa
AFP

Tras ser liberada, la niña fue llevada al hospital, donde se confirmó que solo sufrió heridas leves con abrasiones en la cara y el cuello.

Vientos inusualmente fuertes

Lin Chih-chien, alcalde de Hsinchu,  emitió un comunicado en el que se disculpó por el incidente, aclarando que el festival se suspendió de inmediato para garantizar la seguridad de todos los asistentes.

Revisaremos las circunstancias para evitar que accidentes como este vuelvan a ocurrir y determinar responsabilidades”, dijo el funcionario, citado por CNN.

Según la Agencia Central de Noticias del gobierno de Taiwán, el viento en el festival, el domingo por la tarde, fue inusualmente fuerte, alcanzando un 7 en la escala de Beaufort, lo que significa que las velocidades del viento variaron 50 a 61 kilómetros por hora.