Nota de EU89.7
Marte y la Tierra se aproximan a su distancia más corta; no ocurrirá de nuevo hasta 2035

La cercanía de Marte, así como su iluminación casi frontal con la luz solar, harán que su color rojizo-anaranjado se pueda divisar mucho mejor y se vea más grande.

Marte y la Tierra se acercaron este 6 de octubre a su distancia más corta entre sí, a 62.1 millones de kilómetros, fenómeno espacial que no volverá a repetirse hasta el año 2035.

El acercamiento ocurrió hoy, a las 08:18 horas (de Guatemala), pero expertos recuerdan que Marte será visible de noche durante todo octubre, gracias a que su trayectoria pasa por una región del cielo con pocas estrellas, aumentando así su visibilidad.

Su cercanía e iluminación casi frontal con la luz solar harán que su color rojizo-anaranjado se pueda divisar mucho mejor y se vea más grande, desde ambos hemisferios, de noche, con o sin telescopio.

Si viste una estrella roja ardiente cerca de la Luna llena durante el fin de semana, en realidad era Marte brillando con su luz roja en el cielo nocturno”, señala CNN.

No volverá a ocurrir hasta dentro de 15 años

Los dos planetas se acercan al mínimo de distancia entre sí cuando la Tierra se aleja al extremo del Sol, mientras que, por el contrario, Marte hace lo propio acercándose al máximo a la estrella.

Según explica el portal Science Alert, este fenómeno se debe a que tanto la órbita terrestre como la marciana poseen una forma levemente elíptica.

Y aunque los dos planetas se acercan con una frecuencia de alrededor de dos años, estos se encuentran actualmente en una etapa en la que se irán alejando del alineamiento perfecto. Se espera que en 2029 comiencen a acercarse nuevamente, hasta alcanzar un nuevo mínimo de 56.9 millones de kilómetros dentro de 15 años.

Marte hizo su mayor acercamiento a la Tierra en 60 mil años en 2003, aproximándose a una distancia de 55.76 millones de kilómetros.

Una vez que Marte desaparezca de la vista, Júpiter será uno de los objetos más brillantes en el cielo nocturno, y Saturno también será visible (al este de Júpiter). Esto se debe a una conjunción entre los dos planetas más grandes de nuestro sistema solar.