Nota de EU89.7
Otro gigantesco asteroide se aproximará a la Tierra el domingo

En comparación, sus dimensiones tienen casi el doble de la altura de la de la pirámide de Giza, en Egipto.

Astrónomos anunciaron que un gigantesto asteroide, identificado como 465824 (2010 FR), se aproximará a la Tierra el próximo domingo 6 de septiembre, aunque sin representar ningún riesgo.

El Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA (NEO, por sus siglas en inglés) confirmó que está rastreando el asteroide, uno de los más grandes que se acercarán a nuestro planeta.

Se calcula que la roca tiene 270 metros en su punto más ancho y 120 metros en su segmento más delgado. En comparación, sus dimensiones tienen casi el doble de la altura de la de la pirámide de Giza, en Egipto, y casi el doble del diámetro del Coliseo Romano, en Italia.

El asteroide viaja a una velocidad de aproximadamente 50 mil 530 kilómetros por hora (o 14 kilómetros por segundo); es decir, se desplaza 1.5 veces más rápido que la llamada alta velocidad hipersónica.

Según el sitio web oficial del Laboratorio de Propulsión a Chorro del NEO, el objeto se acercará a 4.6 millones de millas de la Tierra (más de 19 veces la distancia con la Luna).

Aunque expertos aseguran que no representa una amenaza, el objeto sí es monitoreado para evaluar, entre otras cosas, los efectos de la atracción gravitacional.

Para octubre, la NASA espera diez sobrevuelos de asteroides adicionales.

Asteroide
Imagen con fines ilustrativos | pixabay.com

Asteroide no fue detectado

El pasado 16 de agosto, la comunidad científica se vio sorprendida por el paso de otro asteroide, inicialmente catalogado como ZTF0DxQ y ahora bautizado como 2020 QG, el cual pasó cerca de la Tierra, a la distancia más corta jamás registrada sin impactar, sin haber sido detectado.

La roca fue detectada por el Observatorio Palomar, en San Diego, Estados Unidos, hasta seis horas después de su acercamiento. Pasó a una velocidad de 44 mil 440 kilómetros por hora y mide entre 3 y 6 metros de diámetro.

El 2020 QG, no obstante, no era considerado como un asteroide peligroso.