Nota de EU89.7
Se cumplen 24 años de la noche más triste del futbol guatemalteco

Una fecha que hasta el momento continúa causando dolor para Guatemala.

La fecha del 16 de octubre de 1996 nunca será olvidada para muchas familias guatemaltecas.

Las Selecciones Nacionales de Guatemala y Costa Rica se enfrentarían en el coloso de la zona 5, en partido válido por las eliminatorias hacia el Mundial de Francia 1998.

Lo que parecía que iba a ser una auténtica fiesta deportiva en el entonces llamado estadio Nacional Mateo Flores, terminó siendo una tragedia y donde fallecieron 83 personas y que enlutó a toda la república.

A más de su capacidad

Según las autoridades de aquel tiempo, en la máxima instalación deportiva estaba a más de su capacidad, debido a la falsificación de boletos, habían unos 45 mil aficionados.

Otro de los factores que influyó para que sucediera el siniestro, fue la ausencia de cordones de seguridad afuera del estadio, además de la venta de alcohol.

En ese entonces la Federación Nacional de Futbol (Fedefut) era presidida por el Licenciado Rolando Pineda Lam.

El presidente de la República, Álvaro Arzú, salió a la gramilla del escenario deportivo para notificar lo que estaba sucediendo, además de decretar luto por quienes habían perdido la vida.

Ruido de las sirenas, consternación y llanto en la mayoría de jugadores, era un poco del ambiente que se estaba suscitando.

Finalmente, el partido se realizó en Los Angeles, Estados Unidos, el 24 de noviembre, y Guatemala se quedó con la victoria 1-0.

En ese equipo de la Bicolor habían jugadores como Marlon Iván León, Eric Miranda, Julio Girón, German Ruano, Martín Machón, Juan Manuel Funes, Juan Carlos Plata, entre otros, todos bajo la dirección técnica de Horacio Cordero.

Reducen su aforo

Después de la tragedia, al Mateo Flores se le realizaron una serie de modificaciones, a cargo de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), entre ellas la instalación de butacas en todas las localidades.

Foto: El Mejor Equipo

Eso y otros cambios han provocado que en la actualidad el Doroteo Guamuch Flores tenga un aforo máximo de 18 mil aficionados.