Nota de EU89.7
Manelyk Gonzalez
Manelyk González confiesa cómo fue su experiencia con los “Sugar Daddy”

La participante del famoso reality show de MTV, Acapulco Shore habló sin pelos en la lengua.

Acapulco Shore se ha convertido en todo un fenómeno de la pantalla chica. Manelyk González forma parte del proyecto y es una de las participantes más polémicas.

Recientemente, la joven dio a conocer cómo era su vida antes de entrar al proyecto que le cambió la vida.

Manelyk González

Manelyk confesó en un video que fue una adolescente que tuvo muchos problemas con su madre.

Y es que en el tiempo que ella le pedía excelencia en la escuela, la influencer quería salir de fiesta por lo que siempre encontraba la manera de escaparse de su casa.

Sin embargo, las consecuencias de sus actos fueron graves, por lo que su mamá no pudo más y la corrió de su casa.

Tras salir del hogar de su madre, llegó con su papá, quien le dio lujos a los que no estaba acostumbrada y de los cuales no pudo despegarse jamás.

Manelyk González

Sin embargo, su padre también la corrió de su casa, pues no supo manejar que su hija saliera con varios hombres a la vez.

Luego de que su padre le quitó todo el apoyo, Manelyk se habría quedado sola y sin lujos, por lo que estaba dispuesta a todo para seguir con el nivel de vida al que estaba acostumbrada.

Los sugar daddy de Manelyk González

González detalla que en aquel tiempo cuando ella tenía entre 18 y 19, no existía el término “Sugar” por lo que ella les llamaba “noviecitos”.

En esos momentos, la joven no le importaba el amor, mientras esos hombres le dieran los lujos.

Fanáticos dejan en evidencia las operaciones estéticas que se ha hecho Manelyk

Mane relata que tenía guardaespaldas, chofer, cocineras y todo lo que ella quería y pedía a su sugar. Sin embargo, la shore lo compara con una “jaulita de oro” ya que ella estaba atenida a lo que su “daddy” le daba.

Por otra parte, la novia de Jawy cuenta que ella siempre tuvo relaciones con algunos de sus noviecitos y asegura que es algo muy práctico, pues nunca involucró sentimientos.