Nota de EU89.7
Rechazan solicitud de Baldetti para ir a un hospital por error en memorial

La ex vicepresidenta busca ser trasladada a un centro asistencial privado por supuestos quebrantos de salud.

Una solicitud promovida por la familia de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti para que se permitiera su traslado a un hospital privado fue rechazada, según se confirmó este viernes.

Ello porque el memorial para que se le autorizara salir de la prisión, que fue presentado en el Juzgado de Mayor Riesgo B, Miguel Ángel Gálvez, contenía un error.

En la redacción del documento se consignó que el requerimiento se daba en el marco del proceso por el caso La Línea, pero en realidad se trataba de Cooptación del Estado.

Pues el expediente por la supuesta participación de la exfuncionaria en acciones de defraudación aduanera está a cargo de un tribunal de sentencia.

Ex vicepresidenta Baldetti será trasladada a hospital nacional

Busca ser evaluada

La ex vicepresidenta Baldetti se encuentra en prisión desde 2015 y está recluida en el centro para mujeres Santa Teresa, en la zona 18 capitalina.

A inicios de septiembre, se indicó que aparentemente su estado de salud “podría estarse agravando”.

En ese sentido, la exfuncionaria, por medio de su abogado defensor, Edwin Mayén, ha solicitado a Gálvez que se le permita salir de prisión para ser evaluada por especialistas.

Se ha mencionado que supuestamente padece de ciertos problemas de salud que le limitarían su movilidad.

Baldetti desiste de traslado a hospital privado por “problemas económicos”

Mayén compartió un dictamen emitido por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) el 28 de julio de este año, tras una evaluación por parte de personal de esa entidad.

El mismo contiene un relató de la privada de libertad que señala que llevaba tres días de tener un dolor intenso en el brazo izquierdo.

Agrega que esa misma semana sufrió una caída en el baño porque sus piernas y brazo “no le respondían”. “No me pude agarrar de ningún lado y me caí”, les manifestó.

Además, expuso que tenía problemas para sostener los objetos, porque perdió fuerza en su brazo y tampoco sus piernas le brindaban la respuesta necesaria.

“Yo tengo una enfermedad degenerativa, pero desde hace 5 años que no me han sacado para revisarme y tengo miedo de quedar en silla de ruedas”, enfatizó ante los peritos.

El profesional del derecho dijo incluso que Baldetti temía “quedar en silla de ruedas”.

Y ante esa situación, Gálvez autorizó que fuera llevada a un hospital, algo que no se ha dado, pues ella se niega a ser atendida en un hospital nacional, como lo ha indicado el togado.

La ex vicemandataria señala que es riesgoso para su salud por el Covid-19 y busca ser referida a un centro privado.

  • Con información de Alexander Valdéz, Emisoras Unidas 89.7