Nota de EU89.7
Bombas lacrimógenas, detenidos y lesionados durante protesta en Congreso

Los ciudadanos rechazan la aprobación del presupuesto 2021 y exigen que no se den más actos de corrupción.

Guatemala es escenario de manifestaciones este 21 de noviembre, en las que la población rechaza las recientes acciones del Congreso y el Gobierno a cargo del presidente Alejandro Giammattei.

Los ciudadanos se pronunciaron en contra de la aprobación del presupuesto 2021 y exigen que no se den más actos de corrupción. También, que las acciones de las autoridades sean a favor del país y no buscando beneficios personales.

Giammattei: “Caerá todo el peso de la ley contra quienes vandalicen”

Las plazas municipales y departamentales fueron escenario de plantones y marchas.

Mientras tanto, en la Ciudad de Guatemala las movilizaciones se concentraron en los perímetros del Congreso y en la plaza de la Constitución.

La mayoría de movilizaciones se desarrollaron de forma pacífica; sin embargo, en la zona 1 capitalina se dieron disturbios que dejaron personas afectadas y múltiples daños materiales.

Al igual que varios detenidos, aunque hasta ahora el Ministerio de Gobernación no ha confirmado la cantidad y los señalamientos contra ellos.

Gases lacrimógenos

Una marcha de manifestantes recorría el Centro Histórico y al llegar al Congreso, en el marco del pronunciamiento de peticiones para los diputados, la situación se tornó violenta cuando algunas personas le prendieron fuego al palacio legislativo.

Esto generó que los agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) que resguardaban el recinto, con apoyo de antimotines, accionaran para dispersar a los manifestantes, que para entonces habían logrado acceder a las instalaciones del referido organismo.

Las fuerzas de seguridad lanzaron bombas lacrimógenas contra quienes se encontraban protestando en el área.

Entonces, se inició un enfrentamiento porque la población intentaba protegerse.

Grupos estudiantiles y sociales denunciaron que estaban siendo “atacados” con los gases y que sufrieron golpes durante estos incidentes.

En tanto, la PNC aseguró que “bochincheros” que habían sido retirados del Congreso intentaban regresar al edificio y les estaban lanzando piedras y agrediendo a los agentes.

“A pesar de las múltiples provocaciones y lanzamiento de piedras y uso de ondas y garrotes, las fuerzas de seguridad han guardado la calma, pero están firmes en cuanto a mantener el orden”, señaló la entidad.

No solo en las afueras del Congreso fueron utilizados los gases lacrimógenos. También en cercanías de la plaza de la Constitución.

La Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) se pronunció ante esta situación e hizo un llamado a las fuerzas de seguridad para respetar la integridad y vida de los manifestantes.

Personas atendidas

El vocero de los bomberos Voluntarios, Oscar Sánchez, detalló que no se reportaron personas con quemaduras como consecuencia del incendio en el Congreso.

Sin embargo, hubo varias que necesitaron asistencia porque presentaban síntomas de intoxicación, tanto por el humo del incendio como por haber inhalado gases.

De acuerdo con Sánchez, a los afectados se les hizo el lavado de ojos con solución salina y se les suministró oxígeno en las ambulancias que se encontraban en el lugar.

En tanto, el hospital general San Juan de Dios informó que ha atendido a diez hombres y una mujer, de entre 23 y 50 años de edad, tras los disturbios en el centro de la Ciudad.

Fueron ingresados por diversas causas, principalmente politraumatismo e intoxicación.