Nota de EU89.7
Señalan rezago en la educación en el país derivado de la pandemia

La exministra de Educación, María del Carmen Aceña, consideró que los alumnos no aprendieron como años anteriores debido a los efectos de la emergencia sanitaria generada por el Covid-19.

El impacto de la pandemia en la educación y qué se espera para el ciclo escolar 2021 fueron los temas analizados este miércoles en el programa A Primera Hora.

María del Carmen Aceña, exministra de Educación, detalló que para Guatemala fue un gran desafío esta emergencia sanitaria, pues el país no estaba preparado para la educación a distancia.

Indicó que el rendimiento de lectura bajó entre 20% y 50%, y el de matemática entre 30% y 60%.

En su opinión, los niños no aprendieron en este 2020 como en años anteriores, y a esto se suma que ya se tenía un rezago de la calidad educativa.

La exministra dijo que se vio que este año se pudo implementar la modalidad híbrida, pero no se sabe qué aprendieron.

Los niños están en desventaja, especialmente los de áreas más vulnerables y pobres, como las rurales, detalló.

Hubo algunos que no aprendieron absolutamente nada, pues enseñar a leer y escribir no es fácil y no lo puede hacer cualquier papá, aseguró la exfuncionaria.

“A pesar de los esfuerzos que hizo el Mineduc estamos rezagados y también hay un impacto psicoemocional en los niños”, detalló.

En ese sentido, consideró necesario que se trabaje en un proceso en el que puedan retomarse las clases, siempre priorizando la seguridad en el tema de salud para los estudiantes.

Manifestó que se debe actuar para que aprendan, porque sino se dará un atraso educativo que no podrá compensarse a futuro.

En tanto, Héctor Cermeño, viceministro de Educación, respondió que se ha actuado para resguardar la vida de la comunidad educativa.

Y al ser cuestionado acerca de si hay alumnos que han abandonado sus estudios, aseguró que, en comparación con 2019, en términos porcentuales este año ha habido más retención en el sistema educativo nacional.

Expuso que son alrededor de 64 mil estudiantes los que ya no están registrados en el sistema que la cartera tiene y que es alimentado por los distintos centros educativos.

Educación híbrida y preparación de protocolos

En cuanto a cómo se enfrentará el nuevo ciclo escolar, en el 2021, Cermeño aseguró que se trabaja en una serie de protocolos apegados a la realidad.

“Debemos dar a las particularidades que tiene la infraestructura escolar en el país, situación que data de muchos años”, manifestó.

El funcionario agregó que en distintos períodos se han dado procesos de construcción y no todos tienen el mismo diseño y arquitectura.

En ese sentido, dependerá de la disponibilidad que se tenga de los espacios. Algunos salones podrán albergar a 30 estudiantes y otros probablemente a 25.

El entrevistado también expuso que el Mineduc no tomará la disposición de que sean todos los estudiantes los que regresen en un solo momento al centro educativo.

En cuanto al tablero de alertas sanitarias por Covid-19, que regiría la asistencia a las aulas, Cermeño detalló que se han estado haciendo validaciones con docentes del sector público y algunos representantes del sector privado.

Ello porque se considera que como sistema educativo nacional, todos los que intervienen en el desarrollo de los estudiantes tienen injerencia para buscar que los estudiantes estén fuera del riesgo del contagio del Covid-19.

“Dependiente del color en que se encuentren las localidades, así se hará la organización para la atención, manteniendo un distanciamiento físico como establecen las autoridades de salud”, enfatizó.

Entre otras normativas que se abordan están las que aplicarán los maestros en las clases, y los directores para verificar los ingresos y salidas de los establecimientos.

Otro punto que se analiza es cómo se va a cubrir el programa de alimentación, refirió.

Salud y Educación presentan protocolo para regreso a clases

Además, durante el programa se mencionó que en Guatemala existe una brecha digital bastante grande.

Y que los establecimientos carecen de infraestructura con relación a plataformas informáticas para desarrollar procesos de aprendizaje.

Ante ello, el funcionario detalló que se continúa con el diseño materiales y se continuará con el proceso de sesiones de aprendizaje que se aplicaron este año por medio de radio y televisión.

Plan de transformación

Aceña compartió que, según lo que han adelantado las autoridades de Salud y Educación, en alerta roja prácticamente no habrá clases.

“Pues no habrá recreos ni comidas. Entonces en esta clasificación se mantendría el sistema como está ahora”, explicó.

Y añadió que en alerta verde sí es importante que se abran las escuelas porque los que están perdiendo son los niños.

De igual forma, la entrevistada resaltó la importancia de que se haga un análisis de la situación y se busque una transformación del sistema educativo de Guatemala.

Sugirió que se debería convocar un equipo de personas, incluso a nivel internacional, para que hagan propuestas con relación al tema.

Finalmente, manifestó que va a tomar unos cinco años el cambio, pero vale la pena.