Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Trabajadores de la SBS denuncian atraso en pago de salarios

El personal de la Secretaría de Bienestar Social realizó una marcha para hacer una serie de peticiones, entre estas, la renuncia del titular de la institución, Francisco Molina.

manifestación de trabajadores de la Secretaría de Bienestar Social
Foto: Omar Solís/EU

Trabajadores de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia (SBS) realizaron una manifestación este viernes para plantear una serie de exigencias a las autoridades de la institución.

Detallaron que existe atraso en el pago de salarios y que, además, estos no llegan al mínimo, por lo que exigieron que se definan los montos establecidos en las leyes nacionales.

El personal de la entidad llevó a cabo una marcha. Esta salió desde el Centro de Bienestar Social, en la 13 calle y avenida Cementerio de la zona 3, y se dirigieron al Congreso, en la zona 1.

Portaban pancartas en donde se podían leer distintas peticiones, entre estas, “renuncia ya”, en referencia a que buscan la salida de Francisco Molina, titular de la SBS.

Edwin Pineda, representante del comité ad hoc de la SBS, señaló que el personal “se ha dado cuenta que es una persona no digna”.

“No nos ha cumplido, nos ha tenido con mentiras y debido a esto pedimos su renuncia”, enfatizó.

manifestación de trabajadores de la Secretaría de Bienestar Social
Foto: Omar Solís/EU

Otras peticiones

El representante de los manifestantes añadió que otro de los objetivo de la movilización fue solicitar que se le dé cumplimiento al pacto colectivo.

“Tenemos dos años de estar trabajando este proceso, ya tenemos derecho al pago, nos deben dos años de bonos”, detalló.

Asimismo, manifestó que no se cuenta con los insumos necesarios en los centros a cargo de la institución.

Pineda también denunció que laboran bajo condiciones inadecuadas, y que ello afecta a todo el personal de la SBS, unas 1 mil 600 personas, y como ende, a los adolescentes que se tienen en los programas de protección y reinserción.

Aseguró que no hay agua pura ni jabón y que no sirven las lavadores y refrigeradores.

“Los menores no tienen ni siquiera dónde dormir ni qué comer, si comen es comida en mal estado. Las camas están sucias, como si fueran para animales. Quisiéramos ganar más para darles de nuestras bolsas”, expresó.