Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Asociación de Colegios Privados ha emitido postura por reformas a normas sanitarias

"Vemos con preocupación los cambios abruptos en las instrucciones para la educación, los cuales afectan a las familias de los alumnos que, voluntariamente, habían comenzado sus clases presenciales", indica un comunicado.

Clases virtuales
Foto ilustrativa: Pixabay.com

La Asociación de Colegios Privados (ACP) emitió una postura oficial ante la publicación del acuerdo ministerial 69-2021 el cual indica que los centros educativos que se ubiquen en municipios con color naranja, según el semáforo del Covid-19, deben cerrar las aulas presenciales y trasladarse a la modalidad virtual.

Según la cartera, los cambios se dan tomando en cuenta que es necesario ajustar la norma sanitaria para la prevención y control de la enfermedad a la situación actual que atraviesa el país, derivado de los contagios.

No habrá clases presenciales en municipios con alerta roja y naranja

Se pronuncian por cambios

La ACP, en representación de sus asociados y de la educación privada en general, compartió varios puntos relacionados con las nuevas disposiciones de Salud, algunos de ellos:

  • Desde finales de febrero de este año, y de acuerdo con las entonces normativas vigentes del acuerdo ministerial 300-2020, nos preparamos para abrir las aulas físicas en modalidad híbrida, siguiente con el semáforo de ese momento y respetando aforos y burbujas para atender a los alumnos de las familias que voluntariamente optaron por las clases presenciales.
  • Los colegios privados realizamos grandes esfuerzos técnicos, económicos y humanos para la coordinación y estricto cumplimiento de los protocolos de prevención de contagio de Covid-19, de acuerdo con lo establecido por el Ministerio de Educación en ese momento.
  • Desde que inició la modalidad híbrida, el contagio de Covid-19 dentro de los centros educativos privados ha sido estadísticamente nulo. Los esfuerzos realizados por los colegios, junto con las medidas de higiene implementadas, la estricta vigilancia de aforo y burbujas, y el compromiso de padres de familia, han tenido extraordinarios resultados.
  • Apoyamos cualquier acción que priorice la salud y bienestar de los alumnos. Sin embargo, vemos con preocupación los cambios abruptos en las instrucciones para la educación, los cuales afectan a las familias de los alumnos que, voluntariamente, habían comenzado sus clases presenciales. La falta de claridad que han mantenido las autoridades para el regreso a clases durante la emergencia sanitaria ha afectado a la educación, con instrucciones que han sido confusas y contradictorias, y basadas en protocolos que no han sido publicados en el Diario Oficial.
  • En una reunión sostenida hoy con altas autoridades del Ministerio de Educación, les solicitamos claridad en las comunicaciones y que las regulaciones que se emitan respondan a las necesidades que existen en el sector educativo, que necesariamente implican la modificación al Acuerdo Ministerial 69-2021, permitiendo las clases en model híbrido para aquellos centros educativos que cumplen con todas las medidas de bioseguridad.