Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Juristas guatemaltecos explican cómo es vivir en el exilio

Exfiscales y exmagistradas de Guatemala que han sido reconocidos por luchar contra la corrupción y han tenido que dejar el país ante posibles represalias brindaron declaraciones a un medio internacional

Juristas de Guatemala que trabajaron durante años en instituciones nacionales y formaron parte de la lucha contra la corrupción e impunidad explicaron cómo es tener que vivir en el exilio en la actualidad.

El periódico internacional El País entrevistó a tres exfiscales y dos exmagistradas que residen en Estados Unidos, en donde se instalaron tras tener que dejar el país ante presiones, amenazas y riesgos para su seguridad.

El referido medio compartió entrevistas con los connacionales en una publicación que tituló: “Washington, la capital de la justicia guatemalteca en el exilio”.

En esta se recoge los testimonios del extitular de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), Juan Francisco Sandoval; el exintegrante de esa unidad del Ministerio Público (MP), Andrei González; y la exjefa del ente investigador, Thelma Aldana.

También de la exmagistrada de la Corte de Apelaciones, Claudia Escobar, y la exmagistrada de la Corte de Constitucionalidad (CC), Gloria Porras, quien fue reelecta en el cargo, pero no ha podido asumir hasta ahora.

De acuerdo con El País, en general los juristas responsabilizaron de su situación a “las mafias” o el “pacto de corruptos” que, explicaron, han cooptado las instituciones del Estado.

Criminalizar, una de las acciones contra juristas

Para Sandoval, quien llegó a Washington, EE. UU. tras ser destituido por la jefa del MP, Consuelo Porras, el 23 de julio, no ha sido fácil su nueva vida.

Está en un país en donde no domina por completo el idioma y tampoco tiene trabajo. Además, desde ese territorio busca defenderse de las acciones de criminalización que han surgido y se estarían orquestando en Guatemala, según afirmó.

“Van a tratar de destruirme moralmente, aunque ya estoy muy afectado. La cuestión es casi darle la muerte civil a uno, desprestigiarlo, criminalizarlo. No ha sido suficiente la expulsión sino que quieren mi detención”, lamentó el exjefe de la FECI en declaraciones a El País.

Además, agregó que analiza pedir asilo en Estados Unidos. “Los que recién salimos navegamos con la bandera de la esperanza”, enfatizó.

González, Aldana, Escobar y Sandoval. Foto: El País.

Por su parte, González, quien fue compañero de Sandoval en la FECI, aseguró que la actual fiscal general de Guatemala tiene “estrechos compromisos” con el crimen organizado.

Asimismo, lamentó que se obstruya la justicia desde una institución tan importante y se utilicen con fines “perversos” las herramientas que deberían servir para trabajar de forma independiente.

En tanto, Thelma Aldana, quien tiene dos órdenes de captura vigentes en Guatemala por su supuesta implicación en casos de corrupción, llegó en 2018 a Estados Unidos, a donde viajó tras concluir su período de cuatro años como fiscal general.

La exjefa del MP tiene asilo en la nación norteamericana y trabaja actualmente en Wola, una organización que promueve los derechos en Las Américas.

Aunque ha logrado hacer de cierta manera su vida en ese territorio, comparte que no ha sido nada fácil, pues siente como que estuviera renunciando a su país, a su vida y su familia.

Aldana compartió que junto con otros connacionales que están en situaciones similares han intentado apoyar a los recién llegados, como Sandoval.

Buscar justicia a pesar de todo

Gloria Porras, quien integró el alto tribunal constitucional, expuso que continúa firme su intento por lograr que en Guatemala se haga justicia, “aunque sea desde lejos”. Al igual que buscar recuperar la posición legal de la que se le inhabilitó.

“Como abogada creo que tengo la responsabilidad de luchar por que las cosas funcionen correctamente”, expresó.

La magistrada electa de la CC detalló que la situación complicada que vive, al igual que los otros juristas guatemaltecos, es resultado de su papel en las instituciones de justicia.

Sin embargo, afirmó que de su parte no se arrepiente y tampoco ha escuchado decir eso a sus colegas, pues jugaron el rol que les correspondía.

Por su parte, la exmagistrada Escobar consideró que están enfrentándose a redes criminales internacionales con muchos recursos y poder.

“Un país donde las instituciones están cooptadas y capturadas en el sector justicia no puede salir solo adelante”, agregó.

Y resaltó el papel que la ciudadanía juega, pues opinó que le corresponde ejercer su fuerza en las calles y en las urnas para que la comunidad internacional apoye al país.

Blanco dice que oficialismo atrasa juramentación de Porras

Publicidad