Radio en línea

EN VIVO

Programa

Crisis institucional es la razón de la salida del Ministro, afirman analistas

Ministro de Comunicaciones Aldo García se va del cargo presionado por diputados...

El ministro de Comunicaciones Aldo García presentó su renuncia al cargo porque, asegura, no estaba dispuesto “a seguir el juego de algunos diputados” de ser interpelado en el Congreso.

Ante ese escenario

  • ¿En qué plano queda la institucionalidad ministerial?
  • ¿La salida de Aldo García resuelve los problemas de la cartera?
  • ¿Qué hay que hacer para mejorar las condiciones de las carreteras en el país?
  • ¿Y los retos y desafíos de la red vial?

Luis Linares, analista de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), y Javier Novales, del equipo técnico de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa), analizan los escenarios futuros ante la salida del funcionario.

También fue contactado por la vía telefónica el ministro de Comunicaciones Aldo García, quien resumió:

  • “Todo el tiempo de mi gestión estuve el el Congreso. Tengo 53 citaciones con los diputados. Siempre me hablan de lo mismo… insisten en lo mismo. Por más que uno les diga y les explique que no se puede trabajar porque no hay presupuesto, porque ellos no lo aprobaron, no entienden. La insistencia era demasiado”.
  • “No estaba de acuerdo con el diputado (Felipe Alejos) que iba a convocar mi interpelación. Una vez lo he visto”.

 

 LUIS LINARES

Tenemos crisis, un creciente deterioro y debilidad institucional. Para eso debemos tomar en cuenta cuatro puntos:

  • Claridad en las funciones y competencias institucionales;
  • Necesitamos planes que sean respetados;
  • Rescatar el servicio civil para que deje de ser botín el empleo público;
  • Asegurar como ministerios, en este caso el de Comunicaciones, procesos realmente competitivos y con transparencia en la adjudicación.

¿Cómo analizar el deterioro vial en el país?

Terrible, con dos años de gobierno. Hubo una situación heredada de la crisis de gobiernos anteriores, que puede echarse la culpa durante seis meses, pero no al año siguiente.

Están los cambios a la ley de contrataciones, pudo haber desfase en los primeros seis meses, pero dos años después el Presidente sigue echándole la culpa a la ‘ley anticontrataciones’.

Ha pasado lamentando las normas restrictivas, que dicho sea de paso, son importantes para evitar la corrupción, y para asegurar calidad y el mejor precio posible.

Debilitamiento institucional

El resultado del cambio de Ministro, también puede ligarse a la interpelación en el Congreso. Pero también se sabe que hubo una molestia del Presidente con el sector privado, cuando aparecieron representantes exigiendo la renuncia del ministro.

El problema no es crear nuevas instituciones y cambiarles de nombre y separar funciones, como se ha propuesto con una superintendencia de infraestructura. El problema de las instituciones, de todas, es el debilitamiento de las instituciones.

Relación con el caso Odebrecht

Era problema de inexperiencia y de incompetencia, no necesariamente del Ministro, sino por el debilitamiento institucional. Carece de cuadros técnicos que sustenten las decisiones políticas del Ministro.

El caso Odebrecht comenzó a buscarse una solución a mediados del año pasado. Por qué no lo hizo a mediados del 2016, porque no tenía equipo que le dijera cuál era el camino.

Decisiones equivocadas

El problema es el debilitamiento de las instituciones. En Guatemala tenemos 50 instituciones descentralizadas, 14 ministerios, 16 secretarias presidenciales y 4 de la vicepresidencia. Cada vez hay menos recursos para inversión.

Cada vez que hay un problema se propone una superintendencia, una secretaría, un viceministerio… recordemos que de un diagnóstico equivocado podría salir una propuesta equivocada.

Pesó el paso de Alejandro Sinibaldi en el Ministerio de Comunicaciones

El paso de la pandilla patriótica pesó, porque incluyeron personas en las instituciones que llegaron a robar. Sacaron gente capacitada, con experiencia y, el resto, el que se quedó, quedó desmotivado.

Volviendo a la época de oro del Ministerio. Los supervisores de los años 70 80 eran ingenieros de un prestigio acrisolado, cimentado en toda su trayectoria y sus opiniones eran de un peso increíble.

¿Se va por la interpelación en el Congreso?

La interpelación podría ser uno de los motivos que lo llevaran a la renuncia. Un terrible problema en el Congreso son las excesivas citaciones a los ministros, que dicen que se pasan jornadas completas atendiendo citaciones de un bloque, de un diputado, y eso lleva a que tengan que descuidar sus funciones. Hay un abuso en eso.

Antes lo que no había era fiscalización de los diputados, la mayoría estaba alineada con el Gobierno. Después caemos en el abuso de ese derecho de fiscalización, porque eso contribuye a la paralización de la obra y reducir la eficiencia de la misma. Por eso hay menor capacidad de cumplimiento.

JAVIER NOVALES

Quien llegue al Ministerio la va a tener complicada. A nivel de la sociedad debemos analizar qué hacer para mejorar las carreteras.

¿Qué significa la salida del Ministro?

Es un evento importante, sobre todo tomando en cuenta el estado catastrófico de las carreteras y la infraestructura del país. Pero más que la persona, debemos discutir si es el modelo bajo el cual se están ejecutando las obras, es el adecuado.

Mañana sabremos quién es el nuevo Ministro… ¿será que podrá resolver el problema de la infraestructura? O se requiere un nuevo modelo para hacer obras.

El cambio de Ministro no resuelve el problema

Hay que dar un paso más allá, aprovechar la coyuntura, hacer un examen de conciencia. No es la persona la que hará el cambio.

¿En qué momento comienza el deterioro de las carreteras?

Desde que no se les da mantenimiento. No creo que el problema sean las instituciones. La propuesta es el cambio de modelo que va más allá de las instituciones. Reformas en licitaciones, en estudios de prefactibilidad de la obra, que no puede hacerse con este Ministerio porque ya está debilitado.

La supervisión de la obra es vital

Una supervisión particular a la obra, por una observancia ciudadana que acompañen la ejecución. Un panel de acompañamiento en las que se puedan someter disputas técnicas y económicas, podrían servir para resolver un problema.

Llegue quien llegue no cambiará mucho porque el sistema está fragmentado y debilitada la institucionalidad. Debe haber un fortalecimiento institucional para que las autoridades no estén sujetas a las presiones políticas.

Escuche nuevamente el programa aquí: ▼

Publicidad