Nota de EU89.7
¿Qué es el tercer ojo? 

Si bien la glándula pineal puede ser el punto focal del sexto sentido, el tercer ojo es en realidad mucho más que entrenarse para conectarse a la glándula pineal. 

El tercer ojo tiene sus raíces en la glándula pineal (pequeña glándula endocrina en el cerebro de los vertebrados que produce melatonina, una hormona derivada de la serotonina que afecta a la modulación de los patrones del sueño). Si bien la glándula pineal puede ser el punto focal del sexto sentido, el tercer ojo es en realidad mucho más que entrenarse para conectarse a la glándula pineal.

El tercer ojo es una parte natural de cada persona. Una forma de pensarlo es como un órgano “meta” que consiste en tu mente y todos tus sentidos trabajando juntos como un órgano sensorial más grande y más poderoso. El Tercer Ojo es una evolución natural muy inteligente que te permite ver los patrones de tu vida. Aún más sorprendente, tu tercer ojo puede revelarte estos patrones al superponer esta información sobre tus otros sentidos.

Como un sentido, tu tercer ojo se puede utilizar de muchas maneras diferentes. Los videntes usan su tercer ojo para comprender las conexiones ocultas y responder preguntas. Los trabajadores de la energía “sienten” las energías que los rodean y luego las manipulan conscientemente. Y cada vez que tiene empatía, está utilizando su tercer ojo para tocar y sentir las emociones de los demás. Existen muchos otros ejemplos de cómo las personas usan el Tercer Ojo.

Veamos cómo es posible usar el Tercer Ojo para sentir e interpretar visualmente la energía que nos rodea. Es posible ver “Movimiento” (por ejemplo, un automóvil en movimiento), “Actividad” (conduciendo el automóvil) y “Cambio de Energía” (quemar el gas). Adiciona nuestra capacidad de “detectar y proyectar el potencial” (poder predecir a dónde va el automóvil en función de las carreteras y conocer al conductor), en otras palabras, ver dónde fluirá la energía, el movimiento y las actividades con el tiempo.Agrega todo esto en un mapa visual interno, y acabaras de expandir la forma en que ves la energía reproduciéndose (los resultados de usar el automóvil / gasolina / la intención de llevarlo a la cima). Al ver la energía como una superposición mental en lugar de un concepto abstracto, se convierte en una propiedad tangible de la vida que podemos aprender a sentir e interactuar de una manera más profunda.

Considera a una persona que ve auras o luz. Las auras son de hecho una superposición de información. Tu cerebro tiene la capacidad de procesar información visual, pero la imagen que crea para ti no se limita a lo que proviene de tus ojos. Considera lo que ves en esta página mientras lo lees. No estás viendo líneas negras. Estás viendo palabras y luego conceptos e ideas superpuestas sobre ellas.

La gente se equivoca al pensar que el tercer ojo es un proceso activo. De hecho, una pregunta común es: “¿Qué hace el tercer ojo?” El tercer ojo es un sentido. Los sentidos no hacen nada directamente más que transmitirte información. ¿Qué hacen tus ojos activamente? Nada, no puedes disparar láseres o visión de calor desde tus ojos. Tus ojos en cambio devuelven información visual. ¿Qué hace tu audición activamente? Nada, no creas conscientemente ruido de tus oídos. Tus oídos en cambio devuelven información auditiva. El tercer ojo es un sentido. Devuelve información sobre potenciales y estado energético. Los potenciales representan lo que podría ser, y el estado energético se refiere a cómo se mantiene algo. La acción, o HACER, es cómo usas la información que obtienes de tus sentidos.

Mucha gente, solo “oye” y luego actúan de acuerdo con lo que creen escuchar. Del mismo modo, en la visión, muchas personas realmente no “miran” y a causa de ello pierden oportunidades a medida que se apresuran a pasar las situaciones. El tercer ojo es un sentido, devuelve información sobre lo que podría ser y también los estados energéticos. Con él puedes sentir las emociones de otra persona: eso es empatía. El tercer ojo te permite sentir cómo está una persona. Puede mostrarte cómo está fluyendo la historia de la vida de una persona. Con el tercer ojo, puedes obtener indicios de lo que podría estar adelante, detrás o fuera de la vista.