Nota de EU89.7
Compartió un video de su hija con Síndrome de Down y se burlaron

La historia no termino mal. Final Feliz.

Neil Markham es padre de una niña con Síndrome de Down y acostumbra llevarla a los partidos del Tottenham Hotspur de la Premier League.

Ganen o pierdan, Nel trata de compartir un momento junto a su hija, y pese a la derrota ante el West Ham, la adolescente de 16 años estaba animada y su padre la grabó mientras bailaba.

El hombre compartió el tierno momento en su cuenta de Twitter junto al mensaje “el resultado no es siempre lo más importante”.

 

Minutos más tarde cuando empezaron a llegar burlas sobre su hija.

“¿Qué está mal con la gente? Esta chica no te desearía nada más que felicidad. ¿Por qué necesitás ser así? Ponete en contacto conmigo directamente en lugar de esconderte”, cuestionó Markham.

 

Luego, compartió una foto de él junto a su hija en la que volvió a expresar su malestar ante los comentarios hirientes. “Esta es Ella. No te estoy pidiendo que digas lo hermosa que es o que te guste el post. Todo lo que realmente quiero es que la traten como a una persona normal que te sonríe y que no se merece que se burlen de ella”, escribió.

 

Muchos de los que se habían reído de la joven se arrepintieron, borraron de sus cuentas los comentarios o hasta argumentaron que habían sido hackeados.

Hubo otros padres que mostraron orgullosos a sus hijos con Síndrome de Down.

La historia no terminó ahí. Varios de los jugadores del Tottenham Hotspur le escribieron a Neil a través de Twitter. Graham Roberts invitó a padre e hija a una cena de gala que él mismo organiza.

 

Por su parte, Micky Hazard, expresó: “Neil, tu hija es una joven hermosa y esa es una foto muy linda de los dos. A veces las personas son crueles porque no ven la belleza, pero la gran mayoría sí la ven. Tengo un programa de Finale firmado para ella, nos vemos en un juego para poder dárselo”.

 

Finalmente, Harry Kane la invitó al último partido de la temporada del Tottenham. “Vi tu video bailando en el partido en los Spurs y quiero agradecerte por tu increíble apoyo. Sabemos que sos un gran fan y nos encantaría que puedas venir para el último juego de la temporada contra el Everton. Espero verte allí. Seguí bailando y haciendo lo que hacés. Te mando mucho amor”, dijo en un video el deportista.

 

 

De este modo se demuestra que no hay mejor forma de combatir el odio que con amor.