Nota de EU89.7
Amenazan médico que atiende a pacientes con Covid-19 en Colombia

Los hechos ocurrieron hace un mes. Sin embargo, hasta la primera semana de julio la policía colombiana reveló nuevos detalles de la investigación.

Julián Buelvas Díaz, especialista en medicina interna y cuidados intensivos, denunció que le llegaron flores fúnebres a su apartamento ubicado en la ciudad de Barranquilla, en Colombia.

Con la voz quebrada, frente a la puerta de su casa, el médico que atiende a pacientes con coronavirus Covid-19, sostuvo una corona fúnebre que le dejaron como anunciando una sentencia de muerte.

“Me acusan de haber dejado morir a una señora en pandemia en la Unidad de Cuidados Intensivos. Nosotros, es imposible que dejemos morir a alguien, nosotros fuimos formados para salvar gente”, denunció entre sollozos el galeno, quien pidió “ayuda y auxilio al Gobierno” no solo para él, sino también para sus colegas de la clínica y todos los médicos de Colombia.

El episodio causó indignación y fue rechazado por sus colegas médicos.

Pero esta no fue la única advertencia que recibió. En su clínica le dejaron una nota fúnebre en la que le dieron 24 horas de plazo para que renuncie o de lo contrario le “meten una bala en la cabeza”.

Avanza investigación

Los hechos ocurrieron hace un mes. Sin embargo, hasta la primera semana de julio la policía colombiana reveló nuevos detalles de la investigación.

La policía dijo que después de 30 días de averiguaciones, en un trabajo conjunto con 30 investigadores y un fiscal de apoyo especializado, que se dedicaron a tiempo completo al caso, se estableció que las amenazas no obedecen al ejercicio propio de la profesión del doctor  y tampoco corresponden a casos que tengan que ver con la atención a pacientes durante la pandemia del coronavirus.

“Sino a otras motivaciones que las investigaciones determinarán en su momento”, detalló la policía.

Lo que sí logró establecerse fue la identidad de la persona responsable de la planeación y ejecución de los hechos, junto con los dueños de un segundo vehículo utilizado para llevar las amenazas hasta el trabajo y la casa de Buelvas.

Una versión extraoficial de los hechos es que las amenazas estarían relacionadas con un presunto caso de acoso laboral del doctor hacia otra profesional de la salud. Sin embargo, la policía señaló que eso no está plenamente establecido en la investigación.

Surgen más detalles del caso del supuesto ataúd vacío en Sololá

El autor de las amenazas, sin embargo, no fue capturado. Esto, según la fuerza policial, por decisión de los fiscales del caso, teniendo en cuenta el tipo de delito y la pena que conllevaban sus actos, aunque sí será imputado por la Fiscalía.