Nota de EU89.7
Conred vigila aumento de actividad volcánica del Pacaya

El Insivumeh informó que en el flanco noroeste aún persisten remanentes de los flujos de lava.

Las autoridades guatemaltecas y grupos de vecinos mantienen la vigilancia ante el incremento de la actividad eruptiva del volcán de Pacaya, situado 20 km al sur de la capital, informó este domingo una fuente de protección civil.

En las últimas horas, el coloso, de 2 mil 552 metros de altura, registra explosiones cada minuto y constante expulsión de lava, detalló en un comunicado la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred).

De acuerdo con la entidad, la columna de material incandescente se eleva hasta 150 metros sobre el cráter.

“Se mantiene un monitoreo” de la evolución de la actividad volcánica, en coordinación con las juntas de emergencia de las comunidades asentadas en las faldas de coloso, indicó la dependencia.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) detalló que el coloso muestra una fumarola blanca en forma moderada que el viento desplaza al oeste, a una distancia de 7 kilómetros aproximadamente.

E indicó que en el flanco noroeste aún persisten remanentes de los flujos de lava, con débil incandescencia por la noche.

Volcanes Fuego y Pacaya incrementan actividad eruptiva y mantienen alerta

Flujo de lava

En imágenes captadas por la AFP se muestra las efusivas explosiones del volcán, situado en el municipio de San Vicente Pacaya, departamento de Escuintla, aunque hasta el momento no se ha reportado ninguna evacuación preventiva.

Además del Pacaya, también están activos en Guatemala los volcanes de Fuego (suroeste) y Santiaguito (oeste).

Entre el 27 y el 28 de mayo de 2010, el volcán de Pacaya registró una potente erupción que causó la muerte de un periodista de televisión por haberse expuesto a gases tóxicos en una ladera cercana al coloso.

Mientras que el 3 de junio de 2018, el volcán Fuego provocó una de las peores tragedias del país, luego de una potente erupción que originó una avalancha de gases, ceniza y rocas ardientes que arrasó una comunidad y dejó 202 muertos y 229 desaparecidos.

* Con información de la agencia de noticias AFP.