Nota de EU89.7
Mijangos sigue narrando historias y leyendas de Guatemala con su música

El cantautor guatemalteco además de darle voz a sus temas interpreta todos los instrumentos.

En noviembre del año pasado, Mijangos dio a conocer su propuesta musical al lanzar el tema “La Serenata“, el cual fue inspirado por la leyenda popular de “El Sombrerón“.

“Las leyendas guatemaltecas siempre han sido de mi interés. He dedicado mucho tiempo a conocer y documentarme sobre los relatos y la historia detrás de la leyenda. En la canción busqué colocarme en la emoción del protagonista y hacerla lo más realista posible. Es una historia de amor, de amor trágico porque nunca pueden estar juntos, la enamorada siempre termina encerrada en un convento enloquecida y el Sombrerón continúa su camino, en busca del amor”, comentó en ese momento Mijangos a Emisoras Unidas.

Su cuarto sencillo

El cantautor ahora sorprende a sus seguidores al lanzar su nuevo sencillo “Desaparecer“.

Esta es la cuarta canción del proyecto personal de Juan Pablo Mijangos. La misma es una balada melancólica con un arreglo minimalista, en el que utiliza guitarras eléctricas, bajo y percusión menor, todos los instrumentos interpretados por el músico.

“Esta canción relata la historia ficticia de una mujer que luego de haber sufrido mucho en la vida busca respuestas frente al mar. Y decide ahogarse para tratar de acallar su dolor. Esta canción la compuse hace 14 años y ha crecido conmigo. También significa el final de esta primera etapa de canciones con arreglos minimalistas, de canciones íntimas y melancólicas que integrarán el primer EP de ‘Mijangos’”, indica Juan Pablo.

En diciembre del año pasado el cantante presentó “Allá en la Ciudad” y en abril de 2020 “Otras Mañanas”. Junto con “Desaparecer”, estas cuatro canciones integrarán el primer EP del músico, quien como meta se impuso interpretar todas las canciones, grabarlas y mezclarlas todas por su cuenta.

“Para mí es un reto personal, darle vida a mis canciones en su totalidad. Por eso yo interpreto todos los instrumentos en todas las canciones. También me impuse el reto de grabarlo con el método de la música de los años 50 y 60, como tomas completas sin la intervención de computadoras, para tratar de capturar la verdadera energía de las canciones. Al final, estoy muy orgulloso de este proceso y creo que la gente está apreciando escuchar música más genuina y honesta, sin tanto maquillaje y modificación tecnológica”, concluye el músico.

También le puede interesar: ►Dos bandas guatemaltecas serán parte del festival mundial en honor a The Beatles