Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Trabajadores de restaurantes y centros nocturnos protestan contra Ley Seca

Este viernes se realizó una manifestación en la que exigieron al Gobierno que se retire la restricción de horarios para la venta de bebidas alcohólicas, con el fin de que los negocios no se vean afectados.

Trabajadores de restaurantes y centros nocturnos protestan contra Ley Seca
Foto: Omar Solís/EU

Un grupo de personas salió a las calles este viernes para manifestar en rechazo a la aplicación de la ley seca que aplicó el Gobierno con el fin de contener la pandemia.

“Somos meseros y queremos trabajar”, gritaban los ciudadanos mientras caminaban por distintos puntos de la zona 1 capitalina.

Portaban mantas en las que se podía leer “dónde está el dinero”, “no a la ley seca”. Además, utilizaban playeras con mensajes similares y en las que también se pedía “renuncia Giammattei”.

Los participantes detallaron que decidieron protestar por iniciativa propia y no fueron enviados por ninguna asociación.

Expusieron que son empleados de distintos restaurantes, bares y discotecas, incluidos meseros, cocineros, guardias de seguridad y DJ.

El objetivo es pronunciarse en rechazo a las medidas anunciadas por el Ejecutivo, que prohíben la venta y consumo de bebidas alcohólicas en ciertos horarios.

La marcha que culminó en la plaza de la Constitución, en donde los manifestantes también permanecieron temporalmente para expresarse y pedir que se amplíe el horario permitido para que desarrollen su labores.

La comercialización está prohibida de lunes a domingo desde las 20:00 horas hasta la 06:00 horas del día siguiente.

Mientras que el consumo no se permite de 18:00 a 06:00 horas.

Más de 5 mil personas afectadas

Uno de los manifestantes detalló que son más de 5 mil trabajadores del gremio de restaurantes y centros nocturnos los que se han visto afectados por las disposiciones presidenciales.

“Necesitamos que el gobierno tome acción, que no nos cierre el país completamente porque necesitamos trabajar”, expresó.

“Llevamos un año sin trabajar y con otro año más nos vamos a morir de hambre. Nuestros hijos necesitan comer”, agregó otro.

Mientras tanto, Mirna Díaz, quien participó en la marcha, relató que es madre soltera y la pérdida de trabajo derivada de la ley seca le ha afectado significativamente.

Explicó que un mesero puede llegar a ganar hasta Q6 mil o Q7 mil mensuales, tomando en cuenta las propinas.

Pero actualmente solo están laborando por turnos, si es que consiguen ser llamandos en sus centros de trabajo.

Como las ventas están demasiado bajas, únicamente se les paga Q100 el día, lo que consideró insuficiente para poder costear los gastos del hogar.

Publicidad