Viceministro expone situación de hospitales por casos de Covid-19

Radio en línea

EN VIVO

Noticia Nacional

Salud no descarta repunte de contagios de Covid-19 tras fin de semana “largo”

El doctor Francisco Coma expuso el escenario complicado que se tiene en los hospitales e hizo un llamado a la población para mantener las medidas de prevención, especialmente ante la presencia de variantes que son más contagiosas.

viceministro de hospitales, Francisco Coma.

El viceministro de Hospitales, Francisco Coma, se refirió este lunes a la situación de la pandemia del Covid-19 en el país, en medio del impacto de nuevas variantes y mientras persiste la tercera ola de contagios.

En entrevista durante el programa A Primera Hora, de Emisoras Unidas, señaló la necesidad de que toda la población recuerde que se vive en un país en absoluta normalidad en plena época de la pandemia.

Agregó que un país totalmente abierto tiene su impacto en que llegan pacientes gravemente enfermos a los hospitales, por lo que se genera una doble carga de uso de camas, consumo de insumos y un tremendo desgaste en el recurso humano.

“Tenemos emergencias llenas de pacientes que provienen de hechos de violencia y accidentes de tránsito conviviendo con el mayor pico de la pandemia que hemos vivido”, resaltó el funcionario.

En ese contexto, aseguró que se trata de un escenario más complejo que el año pasado, pues las capacidades instaladas e insumos debieron duplicarse.

“Hemos tenido días críticos, realmente muy complicados. Por eso le doy las gracias al equipo de trabajo que está en los hospitales y en esa primera línea porque han redoblado esfuerzos”, manifestó.

Asimismo, dio a conocer que hasta hoy se tiene un porcentaje general de ocupación de las camas totales del país de alrededor del 79 por ciento.

Y aunque hay departamentos en donde la intensidad de la pandemia no se está sintiendo tanto, hay hospitales en donde se maneja Covid-19 que están funcionando por encima de su capacidad instalada.

Entre estos mencionó el del Parque de la Industria, Villa Nueva, el temporal de Santa Lucía Cotzumalguapa, Petén y el de San Juan de Dios, en donde incluso se han tenido que habilitar más espacios.

“En general, a nivel de hospitales que se convierten en hospitales de referencia se está en un nivel superior al 100%”, destacó.

De acuerdo con Coma, en condiciones ideales en el intensivo se necesita una enfermera por cada dos pacientes, un médico para cada ocho pacientes y más recurso humano como personal técnicos de terapia respiratoria y otros.

Sin embargo, en este momento prácticamente las capacidades están rebasadas, destacó.

“Por ello se trata de coordinar esfuerzos con directores de áreas, de hospitales, con médicos y buscar mecanismos para contratar o doblar turnos”, dijo.

Aunque recordó que se debe tomar en cuenta que todo lo material es ilimitado, si se tiene dinero, pero no existe la posibilidad de formar al personal en corto tiempo.

No descarta repunte de casos de Covid-19

El viceministro Coma no descartó que se dé un repunte de casos positivos de Covid-19 tras el fin de semana “largo” que se tuvo recientemente, pues el descanso del Día del Ejército fue trasladado para el lunes 28 de junio.

Explicó que el pasado viernes se hizo una gráfica para analizar la coincidencia entre grandes feriados y el crecimiento del número de casos.

Esta permitió confirmar que cada asueto o feriado que favorece reuniones multitudinarias, encuentros familiares o fiestas tiene inmediatamente un impacto en el repunte de casos.

Tengo mucho miedo, porque en promedio la estancia de los pacientes (gravemente enfermos) es de 10 a 22 días”, dijo.

En ese contexto, el entrevistado señaló que se espera que haya un incremento de casos, salvo que se tenga “suerte” y el porcentaje de positividad y los casos bajen en estos próximos días.

Esto se traduciría en una meseta para se dé un respiro en el sistema de salud y que cuando surjan los casos generados por el descanso se les pueda atender sin mayores problemas.

Pide responsabilidad a la población

Coma aseguró que en este momento no solo preocupa el repunte de casos, sino también el comportamiento que se observa en la enfermedad.

Detalló que hay un crecimiento en la cantidad de pacientes moderados que antes no se había visto.

“Se ve pacientes que se ponen muy enfermos muy rápidamente. Nosotros pensamos que es por las nuevas cepas”, destacó.

Como ejemplo mencionó que antes la persona mostraba complicaciones al menos ocho días después de ser diagnosticada, pero ahora al tercer día ya se pone muy mal, con saturación por debajo del 90%.

Por aparte, llegan pacientes moderadamente enfermos que pasan rápido a ser graves y hay pacientes más jóvenes enfermando gravemente, lo que calificó como preocupante.

A esto se suma que hay más niños que antes se contaminaban pero la intensidad síntomas no era tan grande como para tener que ir a un hospital, lo que sí se da ahora.

Coma mencionó que así como desde Salud y demás dependencias públicas y privadas se trabaja en conjunto para contener la pandemia, la población debe hacer su papel.

Recordó que es necesario usar mascarilla, lavarse las manos constantemente y mantener el distanciamiento social.

En cuanto a eventuales medidas restrictivas, Coma consideró que lo principal es cumplir con las prácticas preventiva, en lugar de tener que cerrar el país, pues se da un impacto económico negativo.

“Debe haber un balance, poder estar en país abierto en normalidad, pero con la conciencia del riesgo”, puntualizó.

Publicidad