Radio en línea

EN VIVO

Farándula

Shannen Doherty comparte las imágenes más fuertes de su lucha contra el cáncer

La actriz reveló detalles del difícil proceso que está atravesando para "seguir viva" y ha querido visibilizar los momentos más delicados de su enfermedad.

Shannen Doherty fue una de las celebridades más populares y admiradas de los años 90 gracias a su papel protagónico en la serie
Beverly Hills 90210.

La actriz generó una legión de admiradores alrededor del mundo tras dar vida a Brenda, hermana melliza de Brandon, los hermanos Walsh que, tras el ascenso de su padre, tuvieron que adaptarse a la vida lujosa y cosmopolita de sus habitantes.

En 2015 fue diagnosticada con un cáncer de mama que logró superar y entró en remisión dos años después. Sin embargo, el pasado 2020 su drama se repetía de la peor manera posible.

La celebridad confirmó que su cáncer había regresado en un estadio cuatro y que iba a seguir luchando a pesar de los miedos que lógicamente le han invadido tras esta recaída.

Hace unos días compartió una foto de 2015 donde se le ve completamente rapada, en medio de un proceso de quimioterapias y radioterapias; destaca que, además, tenía hemorragias constantes y le sangraba la nariz.

“¿Es todo bonito? NO, pero es sincero y mi esperanza al compartirlo es que todos seamos más educados, más familiarizados con el aspecto del cáncer. Espero animar a la gente a hacerse mamografías, hacerse chequeos regulares, superar el miedo y afrontar lo que pueda estar frente a usted”, escribió.

“Encontrar el humor me ayudó a superar lo que parecía imposible. Espero que todos encontremos el humor en lo imposible”, señaló, compartiendo un mensaje de aliento.

En palabras de la actriz

Shannen Doherty hizo una segunda publicación el domingo, donde reveló más detalles sobre su difícil proceso, e incluso fotos del momento en el que decidió raparse para continuar adelante.

“Cuando comencé la quimioterapia, probé una gorra fría con la esperanza de salvar mi cabello. Si bien funciona para muchos y es asombroso, no funcionó para mí. Mi cabello se caía en mechones cuando lo lavé, tenía zonas calvas y cada vez era más difícil cubrirlas. Finalmente tomé la decisión de afeitarme lo que quedaba de mi cabello”, dijo.

“Amaba mi cabello. Me había definido hasta cierto punto y me había proporcionado una especie de manta de seguridad. Les estoy contando el día en que se tomó la decisión de afeitarme la cabeza”, expresó.

Publicidad